José Mª Moreno: La atmósfera de la Tierra se extiende más allá de la Luna

El intenso trafico de satélites espaciales originó un alto riesgo de colisión entre dos de ellos, el 2 de septiembre de 2.019.

0

José Mª Moreno Ibáñez.  AC/19.52

Un descubrimiento reciente, basado en observaciones del Observatorio Solar y Heliosférico de la ESA / NASA (SOHO) muestra que parte de la capa gaseosa que envuelve la Tierra alcanza hasta 630.000 kilómetros, casi el doble de la distancia a la Luna.

Esta imagen muestra la exosfera de la Tierra y su envoltura de hidrógeno (geocorona) que llega a rodear a la Luna.

Credit Nasa

Señala la zona donde la atmósfera terrestre se diluye en el viento solar y una nube de átomos de hidrógeno, la geocorona, que rodea a la Luna y más allá.

SOHO es una sonda espacial lanzada el 2 de diciembre de 1995, para estudiar el Sol. Un proyecto conjunto entre ESA y NASA, que aun sigue operativa y es la fuente principal de datos del Sol en tiempo real, imprescindible para la predicción del tiempo espacial. Se encuentra en el punto estable L1 (Lagrange L1) de la órbita de la Tierra, a unos 1,5 millones de kilómetros de la Tierra hacia el Sol.

Puntos estables de gravitación terrestre (puntos de Lagrange).
Credit Nasa

Puntos estables de gravitación terrestre (puntos de Lagrange).

Uno de los instrumentos de la nave espacial, un telescopio sensible a la longitud de onda característica del hidrógeno, utilizado para medir el flujo masivo del viento solar (SWAN), usó sus sensores para rastrear las trazas de hidrógeno y detectar con precisión hasta donde se extendía la geocorona.

Estas observaciones solo se pueden hacer en ciertas épocas del año, cuando la Tierra y su geocorona enfilan la  visual de SWAN.

El Sol interactúa con los átomos de hidrógeno a través de una longitud particular de onda de la luz ultravioleta, que los átomos pueden absorber y emitir. Dado que este tipo de luz es absorbida por la atmósfera de la Tierra, solo se puede observar desde el espacio, en este caso por SWAN.

Gracias al dispositivo para absorción de hidrógeno que el instrumento SWAN lleva, pudo medir selectivamente esta especial luz ultravioleta de la geocorona y descartar los átomos de hidrógeno del espacio interplanetario.

Geocorona. Credit ESA

El reciente estudio reveló que la luz solar comprime los átomos de hidrógeno en el lado diurno de la geocorona aunque, según se aleja la medición de la Tierra, se hace menos densa, con solo 70 átomos por centímetro cúbico a 60.000 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, y aproximadamente 0.2 átomos por centímetro cúbico a la distancia de la Luna (384.000 kilómetros), por lo que no es lo suficientemente significativa como para generar su exploración espacial. Aun se desconoce que efectos puede, o podría, causar esta nube de hidrógeno sobre la Luna.

La presencia de esas partículas no representan una amenaza para los viajeros espaciales en futuras misiones tripuladas que orbiten la Luna, pero si podría interferir con observaciones astronómicas realizadas desde las proximidades de la Luna. Por ejemplo los telescopios espaciales para observar el cielo en longitudes de onda ultravioleta, y así estudiar la composición química de las estrellas y las galaxias, tendrán que tener esto en cuenta, ya que esos átomos de hidrógeno dispersan la radiación ultravioleta del Sol en todas las direcciones.

El observatorio espacial SOHO ha estado estudiando al Sol, desde su núcleo, la corona exterior y el viento solar, durante más de dos décadas.

SOHO. Credit ESA

Este último estudio fue realizado cuando el equipo de investigación, formado por Igor Baliukin del Instituto de Investigación Espacial de Rusia, autor principal del artículo, y Jean-Loup Bertaux, coautor y ex investigador principal de SWAN, decidieron recuperar un conjunto de datos de archivos para su análisis y comparación con los actuales de SOHO. 

Estas vistas únicas de toda la geocorona, como se ve desde SWAN, ahora están arrojando nueva luz sobre la atmósfera de la Tierra.

José Mª Moreno Ibáñez
AC 19.52
San Joaquin de Flores,  06/08/2019

Referencias;

 


José Mª Moreno Ibáñez (AC 19/52),  es Arquitecto Técnico por la Universidad Complutense de Madrid.Socio fundador de la Asociación de Astronomía “Astromares” (Sevilla-2007)
Astrónomo aficionado (especialidad Asteroides y Cometas). Ha cursado Astronomía por The University of Arizona. «Observación de la Tierra desde satélites» (Agencia Espacial Europea) y «El cielo nocturno» Orion. (Open University London)
Del mismo autor le podría interesar:

 

 

De la misma autoría le podría interesar:

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...