José Mª Moreno: Starliner regresa a la Tierra con un nuevo nombre – Calypso

En la historia  de la astronáutica existen multitud de vuelos de prueba fallidos que forman parte de los riesgos asumidos. La calidad y la alta calificación profesional no solo está en que todo termine según lo previsto, es mucho más importante que, frente a eventos y problemas imprevistos, se sepa reaccionar de la manera más eficaz, segura y menos costosa.

0

José Mª Moreno Ibáñez.  AC/19.52

La nave espacial Starliner (de la compañía aeronáutica Boeing) se lanzó, sin tripulantes,  en un cohete Atlas V, a las 6:36 am del viernes 20 de diciembre del 2019, desde Cabo Cañaveral (Florida) hacia la Estación Espacial Internacional (EEI).

La cápsula espacial, que en un futuro debería ir tripulada, debía volar hacia la EEI y atracar allí el sábado siguiente, pero algo salió mal y, al parecer,  un erróneo funcionamiento del reloj de abordo impidió que los motores se  activaran en el momento correcto y, una vez que lo hicieron, quemaron más combustible del previsto perdiendo con ello la posibilidad del encuentro con la EEI.

Crédito imagen: Boeing

Desde julio de 2011, los astronautas estadounidenses han estado viajando a la EEI en la nave espacial rusa Soyuz. Esos vuelos le cuestan a la NASA hasta 86 millones de dólares cada uno.

Boeing y SpaceX, están compitiendo para ser los primeros en llevar personal de NASA a la EEI según el Programa de Desarrollo de Tripulación Comercial (DTC)  de la NASA.

El CST-100 Starliner es una nave espacial diseñada por Boeing con la misión principal de transportar tripulación a la EEI.

También SpaceX está haciendo pruebas con el mismo objetivo, y ha tenido algunos contratiempos en sus vuelos. Una de sus naves explotó en abril pasado durante unos ensayos. En cambio otra de sus cápsulas Crew Dragon ya ha completado con éxito un vuelo de prueba a la EEI.

Credit Foto: NASA / Bill Ingalls

Starliner es muy similar a la nave espacial Orion  que está siendo construida para la NASA por la compañía Lockheeed Martin, que se utilizará en el proyecto Artemis a la Luna y posteriormente a Marte.

La cápsula Starliner, que tiene un diámetro de 4,56 metros (algo más pequeña que la Orion), fue diseñada para ser capaz de transportar hasta siete personas, permanecer en órbita hasta siete meses y ser reutilizada hasta en diez misiones.

Según los datos publicados, en la primera fase del Programa de Desarrollo de Tripulación Comercial (DTC), la NASA pagó a Boeing 18 millones de dólares para el desarrollo preliminar de la nave. El 16 de septiembre de 2014, la NASA seleccionó el CST-100 Starliner, junto con el Dragon 2 de SpaceX, adjudicándoles 4.200 millones de dólares.

El 21 de noviembre de 2019, la primera nave Starliner llegó a la plataforma de lanzamiento 41 de Cabo Cañaveral, para ser instalada en un cohete Atlas V y realizar su vuelo de prueba inaugural (sin tripulación) a la EEI. La misión fue denominada Orbital Flight Test (OFT).

Su lanzamiento se realizó el 20 de diciembre de 2019 a las 11:36 UTC y llegaría a la EEI tras un viaje de 26 horas. La nave llevaba un maniquí de prueba, y casi 270 kg de carga, consistente en alimentos, ropa y equipos para ensayos contra radiaciones.

Según el proyecto inicial, Starliner llegaría a la EEI y permanecería acoplada a ella hasta el 28 de diciembre de 2019, pero una falla del reloj de abordo provocó que el encuentro con la EEI no pudiera llevarse a cabo.

Al parecer, los controladores de Tierra no pudieron iniciar la quemadura en la nave porque en el momento en que se necesitaba, la nave espacial se encontraba entre otros dos satélites, y no pudo recibir señales desde Tierra.

Estación Espacial Internacional Credit NASA

Ante lo imprevisto de la situación los supervisores de vuelo tuvieron  que retornar la nave a Tierra, aterrizándola en el campo de misiles de Arenas Blancas (un área de cohetes del ejército de Estados Unidos de casi 8.300 km² al sur de Nuevo Mexico) el domingo 22 de diciembre.

La nave espacial Starliner aterrizó suavemente con sus tres paracaídas principales y sus bolsas de aire.

A su llegada fue inspeccionada y rebautizada con el nombre de ‘’Calipso’’ en honor del comandante Jacque Cousteau  (y su buque insignia), para ser enviada de nuevo, esta vez tripulada, quizás en el próximo verano, hacia la EEI.

Según NASA, aunque Starliner no pudo llegar a la EEI, si completó:

  • Lanzamiento con éxito del primer cohete Atlas V de United Launch Alliance (ULA)
  • Revisión de los sistemas de propulsión Starliner
  • Comunicaciones espacio-espacio.
  • Alineaciones de rastreadores Starliner utilizando su sistema de navegación.
  • Sistema de acoplamiento de la NASA de Starliner
  • Validación de todos los sistemas de control ambiental y soporte vital.

En la historia  de la astronáutica existen multitud de vuelos de prueba fallidos que forman parte de los riesgos asumidos. La calidad y la alta calificación profesional no solo está en que todo termine según lo previsto, es mucho más importante que, frente a eventos y problemas imprevistos, se sepa reaccionar de la manera más eficaz, segura y menos costosa.

AC 19.52
San Joaquin de Flores, 30/12/2019.

Referencias:

 

Si le interesa recibir información diariamente:


José Mª Moreno Ibáñez (AC 19/52),  es Arquitecto Técnico por la Universidad Complutense de Madrid.Socio fundador de la Asociación de Astronomía “Astromares” (Sevilla-2007)
Astrónomo aficionado (especialidad Asteroides y Cometas). Ha cursado Astronomía por The University of Arizona. «Observación de la Tierra desde satélites» (Agencia Espacial Europea) y «El cielo nocturno» Orion. (Open University London)
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...