José Miguel Rodríguez presenta su libro “Como Árboles que Caminan”

Será presentado el día martes 5 de diciembre las 4pm en la Biblioteca Nacional con el apoyo de La Revista CR y la Editorial Poiesis.

La Biblioteca Nacional, La Revista CR y Editorial Poiesis se complacen en invitarle a la presentación del último libro del destacado poeta y académico José Miguel Rodríguez Zamora, titulado “Como Árboles que Caminan”. Este evento tan especial se llevará a cabo el día 5 de diciembre a las 4pm en la Biblioteca Nacional.

Detalles del Evento:

Presentación del Libro “Como Árboles que Caminan”
Fecha y Hora: 5 de diciembre a las 4pm
Biblioteca Nacional, con el apoyo de La Revista CR y la Editorial Poiesis.

Participantes:

  • Laura Rodríguez: Directora de la Biblioteca Nacional.
  • José Miguel Rodríguez: Autor de la obra, destacado Politólogo y ex Director de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica.
  • Mía Gallegos: Ganadora del Premio Nacional Aquileo Echeverría en 1985.
  • Ronald Bonilla: Premio Nacional de Cultura Magón.

Únase a nosotros en esta ocasión única para explorar las profundidades de “Como Árboles que Caminan” y disfrutar de la presencia de renombradas personalidades del ámbito literario y cultural. La fusión de la experiencia de José Miguel Rodríguez Zamora con la riqueza de nuestros distinguidos invitados promete una tarde llena de reflexión y enriquecimiento cultural.

Agradecemos su presencia y apoyo en este significativo evento.

 

Ronald Bonilla nos ofrece una breve reseña de la obra de José Miguel Rodríguez.

Cada vez que José Miguel Rodriguez nos ofrece un poemario debemos esperar nuevos elementos en su poética, esta vez nos presenta en Como árboles que caminan, título referenciado de una frase bíblica, tres cuadernos de poesía, por asi decirlo, de lo mejor: primero un homenaje poético al libro con denotaciones históricas, y radiantes momentos de metalenguaje, denominada esta sección El espectro de los libros, más que un espectro que recorre la palabra, es un hálito de esencialidad consustanciado con la sencillez y la trascendencia que presupone “el dulce sollozo del papel” como metonimia del quehacer lírico.

El segundo cuaderno referencia al tú lírico y a la poesía amorosa, bajo el título El árbol de la vida. El autor logra amalgamar una serie de epigramas y poemas amorosos contenidos, donde flota el coloquio o el diálogo con la mujer amada. En estos se destaca que la vida se resignifica gracias al amor, a este encuentro de la pareja que nos otorga el don de la existencia y sus preguntas. Los cuerpos y el deseo son entonces cantados con belleza simple y naturalidad: espalda, manos como pájaros iluminados, pechos, cara y el beso como fin último del encuentro; aunque dentro de dicha cofradía, se de también el tono de la ausencia, del desamor y la incompletud del ser.

Y el tercer cuaderno: Blues sobre arena y humo, es un verdadero homenaje a estas canciones tristes que venían del norte y de la negritud: son quince canciones emotivas, como ofrenda a los grandes exponentes del blues, sin mencionarlos. Estos poemas se distinguen por las aliteraciones y otros ludismos musicales, donde el ritmo desencadena en el lector los sentimientos que esta música propone. Todo un acierto.

En esta conjunción, el hilo conductor, sutil pero inquebrantable, es el amor: el amor al conocimiento, el amor a la amada y el amor más allá de la muerte. Es una obra lírica de un poeta maduro, que ha pasado del misticismo al existencialismo y a las emociones humanas, con total transparencia y epifanía desde lo sencillo.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...