José Miguel Villalobos Umaña, Abogado, ex Ministro de Justicia.

Don Antonio Álvarez, en un lenguaje sibilino, nos anuncia que se va del PLN. Hace unos días, nos dijo que el PLN no puede ganar las próximas elecciones y ayer expresó que el Rodriguismo, el de Rodrigo Chaves, ganará en la primera ronda las elecciones del 2026 y que sacarán entre 26 y 27 diputados.

Es claro que con la experiencia de Toño, esas afirmaciones no son torpezas políticas ni un acto espontáneo de sinceridad y amor por la verdad. Se trata de una estrategia clara y directa de acabar con la opción liberacionista en el 2026 y forzar un rejuntado para enfrentar al candidato de don Rodrigo Chaves.

Él quiere ser el primero en advertir la segura derrota del PLN y se sumará al mantel de retazos que se juntará, con la ayuda de los enemigos del gobierno, para intentar impedir que el rodriguismo gobierne cuatro años más.

Por ahora, solo huelen allí los de Feinzag, la derecha del PLN, la ultraderecha del PUSC y algunos empleados de la oligarquía. Lo que quede del PLN y del PUSC se distribuirán entre los demás, siendo que algún iluso querrá armar un bloque de izquierdas, una especie de Frente Angosto, con el FA, el PAC y la vieja y obsoleta social democracia, toda mohosa y mortuoria.

Esperemos unos meses y ya verán a don Antonio recogiendo sus bártulos y viendo hundir el barco verdiblanco.

Avatar