José Miguel Villalobos Umaña: Sobre la situación de la educación pública

Directo al puSi los críticos de la ministra quieren debatir, que al menos abandonen sus falacias o se atrevan a proponer que se reduzcan las matrículas a cero, lo que es evidentemente imposible y nunca ha sucedido en este país.nto

0
José Miguel Villalobos Umaña, Abogado, ex Ministro de Justicia.

Los ataques contra la ministra de Educación por querer racionalizar las transferencias estatales a las universidades públicas son falaces y cínicas.

La principal crítica, que configura una falacia personal, es que tiene parentesco con los dueños de una universidad privada y que el rebajo de los giros a las U públicas beneficia ese negocio.

El argumento es falso y torpe. Si se alega que con esa disminución de recursos los estudiantes que ahora se matriculan en la U pública irán a engrosar la lista de los alumnos de las U privadas, eso solo ocurriría si las primeras fueren más caras que las segundas, lo que a todas luces sería absurdo porque se presumen que no funcionan para distribuir ganancias entre sus dueños, que es lo que se alega a las U privadas, a pesar de que éstas están organizadas como asociaciones sin fines de lucro.

Si se pretende señalar que con menor recursos para las U públicas debe disminuir su matrícula, esto también es falso, porque podría mantenerla e incrementar sus costos, siempre más bajos que los de la U privada.

Si se quiere acusar que con la reducción de recursos se eliminarían las becas a los estudiantes pobres, tal señalamiento es falso, porque lo inteligente sería aumentar la matrícula a quienes pueden pagarla para subsidiar a los de escasos recursos, siempre a costos menores que los de las U privadas.

Es de todos conocido que los estudiantes de las U públicas que provienen de colegios privados pueden pagar fácilmente los montos de matrícula, que son sustancialmente menores que los que cancelaban antes y los que estudiaron en colegios públicos, normalmente trabajan, tienen acceso a créditos de Conape o reciben becas, por lo que la reducción de transferencias estatales no generará el apocalipsis que los mentirosos auguran.

Si los críticos de la ministra quieren debatir, que al menos abandonen sus falacias o se atrevan a proponer que se reduzcan las matrículas a cero, lo que es evidentemente imposible y nunca ha sucedido en este país.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...