Juan Ml. Muñoz: Lecciones de la política de austeridad en Europa, 2010-14

Durante la austeridad muchos jóvenes irlandeses emigraron a Reino Unido, EEUU, Australia y otros países de la UE en busca de trabajo. En eso ayuda mucho hablar inglés como lengua materna y tener un pasaporte europeo para trabajar libremente en la UE. Costa Rica no tiene estas ventajas.

0

Juan Manuel Muñoz Portillo, Académico.

En 2010, la mayoría de naciones en Europa apenas habían salido de la Gran Recesión. Con acciones contraproducentes, el entonces Presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet (2003-2011), se fija como meta mantener la inflación dentro de los límites de su programa económico.

El problema es que no había inflación. No obstante, él creía firmemente que la expansión monetaria que el BCE había realizado para la recuperación en 2008-09, iba a provocar inflación excesiva. Era una expectativa que no se cumplió. Más bien, sus ideas contribuyeron a agravar la situación.

En lo fiscal la Comisión Europea y Alemania, preocupados con que los gobiernos de la Unión Europea (UE) respetaran la regla fiscal de déficit (3% del PIB) y deuda (60% del PIB) del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, impusieron medidas de austeridad fiscal, supuestamente, para dar señales creíbles a los mercados.

El conservadurismo fiscal y monetario del BCE, la Comisión Europea y Alemania provocó lo que economistas como Paul DeGrauwe, Martin Sandbu y Martin Wolf, columnistas del Financial Times, llaman una recesión autoinfligida en 2012-13.

Las políticas de un nuevo Presidente del BCE, Mario Draghi (2012-19), de compra de deuda y tasas de interés inclusive negativas, aunque con algunos efectos adversos, lograron aplacar la crisis en los mercados financieros. No obstante, el crecimiento económico en Europa tardó prácticamente una década para recuperar niveles más o menos como los pre-Gran Recesión. Habría sido más rápido sin la austeridad.

Si no cree a un politólogo, tal vez confíe en los argumentos de economistas como Martin Sandbu o Barry Eichengreen. Como demuestra Sandbu, ante las medidas de austeridad, los mercados de deuda más bien reaccionaron con temor debido a expectativas de poco crecimiento económico en la Unión Europea.

Hacia 2012 casi todos los países de la UE —no solamente los de zona euro— estaban aplicando medidas de austeridad fiscal. Si los socios comerciales se ponen a ahorrar y mirar sólo hacia adentro, no compran bienes y servicios entre sí, profundizando la recesión. La misma conclusión sobre este episodio la tienen economistas más conservadores, como Alberto Alesina.

No solamente en Costa Rica se está pensando en medidas austeras en medio de una crisis económica sin precedentes. En varios países socios comerciales de Costa Rica también lo están haciendo. Por ejemplo, en una nota reciente en el Financial Times se informa que líderes populistas o pro-austeridad en Europa están promoviendo políticas contra el endeudamiento público demasiado temprano, amenazando la recuperación económica.

Lastimosamente, las medidas de austeridad en el gasto en tiempos de crisis son populares, aunque no están motivadas por el bien común, buena teoría o la sabiduría de estatista.

Algunos casos europeos

Austeridad en Grecia (2010 – ). Con el ajuste la pobreza en ese país se profundizó y los problemas políticos y sociales no son más graves ahí porque Grecia sigue siendo parte de la UE. Por ejemplo, muchos jóvenes han emigrado a otros países miembros buscando trabajo.

Austeridad en Irlanda (2012-18). Aunque la recuperación fue más rápida y más robusta, contribuye ser parte del mercado común europeo y aprovechar la posición estratégica de Irlanda entre los mercados de Estados Unidos y Europa. Por otra parte, allí hay seguro social contra desempleo. Eso suavizó mucho las consecuencias en los sectores más vulnerables.

Durante la austeridad muchos jóvenes irlandeses emigraron a Reino Unido, EEUU, Australia y otros países de la UE en busca de trabajo. En eso ayuda mucho hablar inglés como lengua materna y tener un pasaporte europeo para trabajar libremente en la UE. Costa Rica no tiene estas ventajas.

En España el gobierno del Partido Popular implementó medidas durísimas de austeridad fiscal basadas en el recorte al gasto. A diferencia de Irlanda, España no ha reducido sus niveles de deuda y déficit a niveles manejables, el desempleo es alto y en lo económico ha sido uno de los países más golpeados por pandemia de Covid-19.

Lecciones para Costa Rica

¿A dónde van a emigrar nuestras/os jóvenes si la economía no despega? ¿A los países del SICA —lo más parecido que tenemos a la UE—? ¿Irse mojadas/os a Estados Unidos? ¿Cuál es la red de protección social para las familias más vulnerables en Costa Rica?

Un plan de austeridad como lo están considerando en la Asamblea Legislativa en este momento, tiene el potencial de aumentar los efectos de la recesión en Costa Rica. La economista Valerie Ramey da evidencia al respecto. Según su análisis, las medidas fiscales contracíclicas son más efectivas si se acompañan de medidas monetarias como tasas de interés muy bajas.

Algunas personas dicen que algo así no se podría hacer en Costa Rica porque organizaciones como el Fondo Monetario Internacional no lo recomiendan para economías pequeñas. Sin embargo, la economía de Costa Rica es pequeña pero no es pobre. Las y los economistas costarricenses pueden brindar mejores aportes al respecto.

Costa Rica tiene excelentes economistas que han venido aportando ideas muy buenas. Lamentablemente, si sus propuestas no hablan de reducción del tamaño del Estado, recortes sangrantes al gasto y despido de funcionarios públicos caen en oídos sordos y se arriesgan a que les tilden de socialistas, comunistas, ladrones, etc.

Costa Rica y el acuerdo con el FMI

¿Debe Costa Rica firmar un acuerdo con el FMI? Ya se abrió la caja de pandora y hay mucha información de mala calidad alimentando decisiones irracionales de políticos, calificadoras de riesgo, ciudadanía, consumidores, empresarios, inversionistas, etc. Esta dinámica tal vez no cambie hasta que exista un acuerdo que dé certeza sobre lo que se va a hacer.

Empero, he escuchado argumentos muy convincentes de economistas que sugieren que hay alternativas contracíclicas dirigidas a la reactivación económica. Se les debería escuchar con mucha atención. Sus recomendaciones van en línea con lo que se están haciendo países de la OCDE.

 

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...