Julio C. Calvo-Alvarado: Sobre el sistema de admisión 2021 del TEC

Considero que el TEC debería analizar también opciones para que aquellos estudiantes con excelente formación, que no lograron cupo, puedan ingresar en el transcurso del 2021,

0

Julio C. Calvo-Alvarado, Académico

He recibido múltiples llamadas y mensajes solicitando información, consejo y mi opinión sobre el sistema de admisión que el TEC ha implementado para el 2021.  Por la consideración que tengo a todas las personas que me han contactado, por el malestar y confusión que se ha creado con respecto a este tema, debo compartir mi reflexión después de un recuento de hechos.

Primero:  Desde el mes de julio del 2019 dejé de ser Rector del TEC, me retiré y no participo de ninguna forma en la gestión universitaria.  Como profesor ad-honorem continúo colaborando en investigación y docencia.

Segundo.  De los comunicados oficiales del TEC se desprende que ante la pandemia y las medidas de seguridad sanitaria, el TEC se vio obligado a suspender el examen de admisión para el 2021, dejando como único criterio cuantitativo la nota de presentación de los estudiantes de 10° año para colegios académicos y 11° año para colegios técnicos.

Tercero.  Dada la alta demanda de admisión al TEC, más de 20 000 solicitudes para una oferta de cupos de apenas un 10% de esa cantidad, el TEC tuvo que diseñar un protocolo de admisión tomando en cuenta la nota de presentación y otros factores como regionalización y tipos de colegios.  La propuesta que se diseñó vela por una distribución de cupos de forma equitativa entre todos los solicitantes de cada grupo definido.

Cuarto.  Este modelo nunca se había implementado y los resultados han dejado en evidencia que la ausencia de un examen de admisión provocó dejar por fuera estudiantes de excelente rendimiento académico en la secundaria, indistintamente de los tipos de colegio y de la provincia de procedencia.

Quinto. El hecho de que jóvenes con perfiles de excelencia académica no estén admitidos, ha provocado inconformidades que alimentan dudas sobre sí el TEC cambió su compromiso con la calidad.

Mi reflexión.

No hay dudas, lo que decida hacer la universidad pública es tema de interés y escrutinio público, más cuando la crisis sanitaria y económica exige a todo el sector público responder de forma proba maximizando su valor social.   Solo así podremos superar los desafíos que enfrentamos y aprovechar las oportunidades que las crisis detonan.

Costa Rica ha realizado un notable esfuerzo para financiar la educación pública.  Somos un país que cree firmemente que la mejor herramienta para el logro de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS 2030) es la educación.  Por esta razón nuestro mejor futuro se engendra en nuestras universidades, con la formación del mejor talento humano y con el desarrollo científico-tecnológico-cultural.  Por eso las redes y medios de comunicación han estado esculcando este tema.

Para muchos no está claro si los cambios en el sistema de admisión adoptados por el TEC son de carácter permanente o temporal.  Por eso es conveniente que la administración actual del TEC confirme que este mecanismo fue aprobado exclusivamente para el 2021.

Con respecto al proceso de admisión para el año 2021, la Rectoría del TEC ha sido clara que no van a cambiar de criterio y que van a cumplir con el calendario académico 2021.  Además, debo destacar que el Consejo Institucional del TEC (C.I) autorizó la ampliación de hasta un 20% de los cupos aprobados para matricular más estudiantes. Además, el C.I  solicitó dedicar la mitad de ese porcentaje (10%) para admitir a estudiantes que comprueben que tienen al menos 5 materias convalidables con la carrera solicitada. Sé que esta medida no es una solución que complace a todos, pero al menos es una acción positiva de las autoridades.

Considero que el TEC debería analizar también opciones para que aquellos estudiantes con excelente formación, que no lograron cupo, puedan ingresar en el transcurso del 2021, considerando el retiro normal de estudiantes de primer ingreso que sucede durante el I y el II semestre.

Es importante recalcar que el TEC ha venido tomando acciones en los últimos años para mejorar el examen de admisión, como herramienta predictiva de éxito académico en carreras STEM, como también en temas sustanciales como regionalización, permanencia y graduación exitosa de todos los estudiantes admitidos y programa de becas para estudiantes provenientes de familias vulnerables y de zonas periféricas del GAM.  Todos esos esfuerzos han sido monitoreados y los resultados muestran mejoras notables en todos los indicadores.

Hay que reconocer que si bien el modelo que se implementó para el 2021, se hizo atendiendo la coyuntura de la pandemia y con las mejores intenciones, su aplicación afectó de forma importante la admisión de estudiantes de Colegios Científicos y de estudiantes con excelente calificaciones y preparación de muchos colegios (privados, públicos, experimentales etc.), que, con el modelo de examen de admisión, tenían casi garantizado su ingreso al TEC.  Por eso soy del del criterio que el esfuerzo de muchas familias y de los estudiantes, debe honrarse de nuevo a partir del 2022. Desmeritar la excelencia y el esfuerzo es un sinsentido que debilita el sistema educativo.

Finalmente sería conveniente retomar los logros alcanzados en el proceso de admisión que se venía implementando antes de la pandemia y fortalecer las iniciativas de mejora que han sido confiables en cuanto a excelencia académica, éxito académico, tiempo de graduación y regionalización a lo largo de los últimos años años. Un compromiso manifiesto de las autoridades del TEC con esta visión sería recomendable para rescatar la confianza y aplacar las dudas que han emergido.

 


COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...