Julio Revollo: Betancourt de Venezuela a Costa Rica

Es interesante hacer notar que, en la segunda estadía de Betancourt, también residían en Costa Rica en calidad de exiliados, los principales dirigentes del Partido Acción Democrática, que llegarían a ocupar la presidencia de la República de su país: Rómulo Betancourt Bello, Raúl Leoni Otero, Carlos Andrés Pérez Rodríguez y Jaime Ramón Lusinchi.

0

Julio Revollo AcostaGenealogista

Rómulo Ernesto Betancourt Bello ingresa en 1926 a la Universidad Central  de Venezuela a estudiar derecho. Participa en la protesta estudiantil que tenía como objetivo principal crear fondos para la construcción de la Casa del Estudiante, pero que poco a poco tomo el carácter de protesta contra la dictadura de Juan Vicente Gómez. Fue apresado y recluido en el Castillo de Puerto Cabello, siendo amnistiado al poco tiempo. En abril de 1928 participa en una conspiración militar con apoyo estudiantil, la cual fracasa y logra abandonar el país con rumbo a Curazao, pasando luego a República Dominicana y de ahí a Costa Rica en 1929.

Había nacido en Guatire, Estado Miranda de los Estados Unidos de Venezuela el 22 de febrero de 1908, hijo de Luis Betancourt Bello, español de Canarias, y de Virginia Bello Milano, venezolana. Tuvo una hermana mayor, María Teresa, y una menor, Helena.

En 1930 viaja a Barranquilla, Colombia, en donde funda la Alianza Revolucionaria de Izquierdas (ARDI) y en ella expresa su posición  frente a los grupos marxistas-leninistas formados por los desterrados venezolanos en México y Cuba, al sostener que la revolución contra Gómez no podía basarse exclusivamente en la clase obrera, sino en una alianza de clases. El mismo año redacta el “Plan de Barranquilla” suscrito por lo exiliados de diversos matices de la nueva izquierda y que consiste fundamentalmente en el análisis de la situación venezolana bajo la óptica marxista.

A su regreso a San José en abril de 1931, intenta dar continuidad a sus estudios de derecho pero, prefiere aceptar el cargo de inspector oficial electoral en Las Juntas de Abangares, Guanacaste, y formar parte del Partido Comunista de Costa Rica (PCCR) recién fundado el 16 de junio de 1931, en el cual llegó a ser una especie de mentor político, escribiendo artículos en el periódico Trabajo.

Al igual que Manuel Mora Valverde, secretario general del PCCR, Betancourt  es partidario de “un comunismo a la tica”, por lo que dicho partido, tal vez el único en el mundo, será un partido no stalinista ni sometido a las directrices de la III internacional socialista. Editorializa en el periódico, dirige la Universidad Popular, dicta conferencias, pronuncia innumerables discursos y escribe esporádicamente en el “Repertorio Americano” sobre temas venezolanos.

Manuel Caballero nos dice que, “Una carta de J.C. Sotillo Picornell de mayo de 1933 da una idea muy    clara del asunto: Betancourt ha sido un elemento destacado del partido y su preparación sociológica y gran relieve mental eclipsaba y supera,            no diré a los actuales dirigentes del comunismo de Costa Rica, sino a           todos los elementos que desde hace muchos años han venido agitando ideas sociales de izquierda en este país. La dialéctica y dinamismo de Betancourt traían inquietos a todos los sectores que observaban su energetismo, su dinamismo, su condición de leader fuerte, incansable, resuelto.”

El lunes 22 de mayo de 1933, los miembros del PCCR que se encontraban reunidos en su club, deciden realizar un desfile de protesta por las calles de San José portando picos, palas y herramientas de trabajo. En vista de que dicho desfile no estaba autorizado por las autoridades correspondientes, y como insistieron los comunistas realizar la marcha, un contingente de policía se opuso a tal evento lo cual provocó un enfrentamiento entre ambos grupos, resultando un policía muerto, varios heridos de ambos lados y múltiples detenidos.

El gobierno inmediatamente ordena la prisión y posterior expulsión del país de cualquier extranjero que estuviera envuelto en dicho evento. Así las cosas, el Poder Ejecutivo al día siguiente, tomando en consideración que “la tranquilidad pública exige que no se dé asilo a elementos indeseables, que constituyen un peligro para la seguridad del Estado”,  decreta la expulsión del país de los extranjeros Adolfo Braña, Rómulo Betancourt, Juan José Palacios, Carlos Herrera, Francisco Blandón y Juan Vascanceri. El miércoles 24 son expulsados por vía aérea a Panamá Braña y Palacios y por vía marítima a Nicaragua, Herrera y Vascanceri. A Blandón, se le revoca la expulsión y la orden no puede hacerse efectiva con Betancourt  ya que, aunque la policía no deja de perseguirlo, logra esconderse.

En agosto de 1933 la policía localiza el escondite de Betancourt y asalta la casa donde se encontraba. “Betán”, como le decían sus compatriotas, escribe al presidente Jiménez Oreamuno una carta que concluye,  “Pido treinta días de libertad para arreglar mis asuntos y luego me iré por propios pies de Costa Rica. Si no se me concede me mantendré en rebeldía frente al decreto del 22 de mayo y me haré matar por quien o quienes pretendan hacerlo cumplir. Resuelva Ud. lo que juzgue más conveniente.”

Don Ricardo, con una parsimonia al estilo de “los nublados del día”, le respondió cinco meses después, otorgándole el permiso de continuar en San José hasta la primera quincena de diciembre siguiente.

Así las cosas, el 30 de octubre de 1934 en el despacho del gobernador de San José, Carlos Volio Tinoco, se lleva a cabo el matrimonio civil de Rómulo Betancourt Bello, venezolano, soltero, de 25 años de edad, de ocupación periodista, con Carmen Valverde Zeledón, costarricense, soltera, de 30 años de edad, de ocupación maestra normal.

Florinda María del Carmen Valverde Zeledón, había nacido en San José, Costa Rica, el 23 de setiembre de 1903, hija de José María Valverde Mora, artesano, y de Adela Zeledón Cordero, de oficios domésticos, vecinos de Paso de la Vaca, San José. Fue bautizada en la Parroquia de la Merced el 4 de octubre del mismo año de su nacimiento. Fueron sus abuelos paternos Eleodoro Valverde Trejos y Cérvula Mora Rojas y los maternos Juan Zeledón Coto y Josefa Cordero Rojas.

Doña Carmen, egresada del Colegio Superior de Señoritas,  obtuvo una beca para estudiar kindergarten en México. A su regreso a Costa Rica obtuvo su primer trabajo en la Escuela República Argentina en Barrio México, San José, como maestra del kindergarten. En su juventud formó parte del grupo de jóvenes de avanzada en política, arte y sicología.

Hija única de este matrimonio fue Virginia Betancourt Valverde quien  nació en San José, Costa Rica el 11 de abril de 1935 y que, además de directora de la Biblioteca Nacional de Venezuela, fue fundadora presidenta del Banco del Libro, cofundadora y presidenta de Fundacultura; en 1979 la Unesco la distinguió con el Premio Internacional del Libro y en 1991 recibió la Orden de las Artes y Letras de Francia; en el 2000 el Consejo Nacional de Cultura le otorgó el Premio Nacional de Humanidades y en 2005 la Medalla de Oro de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecas.

El matrimonio se traslada a vivir en Heredia. Poco tiempo después, Betancourt le escribe al presidente Jiménez Oreamuno, “En el curso de este mes me voy a trasladar a San José, debido a que mi señora, que es maestra, va a ingresar a su escuela a comienzos de agosto. Me adelanto a informarle esto porque alrededor de mi siempre se tejen bajas intrigas.”

Familia Betancourt Valverde

Don Rómulo continuó semiclandestino en San José viviendo cerca de la Escuela República Argentina en Barrio México, donde su esposa trabajaba, hasta cuando se marcho a Venezuela en enero de 1936 a la muerte del general Juan Vicente Gómez. Tres meses después, se le unen su esposa e hija.

En 1939 la familia Betancourt Valverde sale de nuevo al exilio y reside en Chile hasta 1941, cuando regresa a Caracas.

El 19 de octubre de 1945 es designado presidente provisional de la Junta Revolucionaria de Gobierno que se instala en Venezuela después del derrocamiento del gobierno del general Isaías Medina Angarita.

En julio de 1946 realiza una corta visita oficial a Costa Rica en compañía de su esposa e hija, y el 15 de febrero de 1948 hace entrega de la presidencia al escritor Rómulo Gallegos electo popularmente.

La familia Betancourt Valverde vuelve a exiliarse en 1949, ocasión en que residen algún tiempo en Cuba, Puerto Rico, los Estados Unidos y en Costa Rica de 1952 a 1954.

Durante este exilio en Costa Rica expresa Virginia Betancourt Valverde, “Al estar de nuevo en su tierra, en plena madurez, mamá profundizó su vocación como compañera de papá –confidente en lo político y amorosa, leal y paciente en lo afectivo-, amiga        incondicional mía y vínculo con las familias de los exiliados para quienes siempre tuvo un gesto de afecto personalizado, oportuno y delicado. Esta posición ante la vida fue adoptada por ella voluntariamente años atrás.”

Posteriormente, Betancourt será electo presidente constitucional para el período de 1959 a 1964 y doña Carmen lo acompañó como primera dama de Venezuela, como ya lo había hecho en ocasión anterior que este desempeñara el cargo de presidente de la República.

Nos dice su hija que “Carmen acompañó a su esposo con sencillez, fortaleza y comprensión en sus etapas de vida publica legal, clandestina y de exilios mientras él organizaba un partido político socialdemócrata: Acción Democrática y, también en las dos presidencias de la República que le correspondió desempeñar…. Amó la naturaleza, viajó por todo el mundo, incluyendo un viaje anual a Costa Rica al final de sus días, y cultivó a sus amistades de larga data.”

El presidente Betancourt y la primera dama Carmen Valverde de Betancourt

Al final de su segundo mandato, en 1964, el matrimonio se rompió y don Rómulo casó en segundas nupcias en Berna, Suiza, el 1º de marzo de 1968 con la doctora Renée Hartman Viso.

Doña Carmen murió en Caracas, Venezuela, el 11 de noviembre de 1970, y don Rómulo murió en Nueva York, Estados Unidos de América, el 28 de setiembre de 1981.

Es interesante hacer notar que, en la segunda estadía de Betancourt, también residían en Costa Rica en calidad de exiliados, los principales dirigentes del Partido Acción Democrática, que llegarían a ocupar la presidencia de la República de su país: Rómulo Betancourt Bello, Raúl Leoni Otero, Carlos Andrés Pérez Rodríguez y Jaime Ramón Lusinchi.

 

Fuentes de consulta:

  • Betancourt Valverde, Virginia.- Vida en familia.- Fundación para la Cultura Urbana, Caracas 2007.
  • Caballero, Manuel.- Rómulo Betancourt, político de nación.- Fondo de Cultura Económica, 2004.
  • Hinojosa, Félix.- Rómulo Betancourt.- www.liderazgoymercadeo.com
  • Cronología de Rómulo Betancourt.-
  • www.c3ig.com/webFRBAgosto2006/Cronologia.htm
  • www.familysearch.org
  • Diario de Costa Rica  y La Tribuna de 23, 24 y 25 de mayo de 1933.
  • Especial agradecimiento a D. Jorge Valerio Hernández, a Da. Virginia Betancourt Valverde y a D. Francisco Valverde Zeledón.

 

 

Del mismo autor le podría interesar:

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...