Jurista señala cambios urgentes en elección de Magistrados

Los legisladores deben elegir a los nuevos magistrados consensuadamente y evitar el peregrinaje en las oficinas de los despachos, apartándose de los compadrazgos y  amiguismos.

0

Los procedimientos mediante los que se elige a las personas que habrán de ocupar los cargos de Magistratura en la Corte Suprema de Justicia, necesitan ser reformulados, a efecto que se pueda garnatizar a la ciudadania la idoneidad de la persona electa para el ejercicio del cargo, sus princios éticos, y su independencia política. son algunos de los cambios que,  Cristina Rojas Rodríguez, una experimentada jurista , recomienda.

Los nuevos legisladores tienen pendientes la designación de un juez de la Sala Constitucional, uno de la Sala III, y dos de la Sala II.

Sin embargo, la comisión de nombramientos de la Asamblea Legislativa, que ya entró en funciones se encuentra en audiencias recibiendo en estas semanas a los candidatos a la Defensoría de los Habitantes, ya que la anterior Defensora renunció hace pocos meses; y pronto habrán de abrir el proceso concursal para elegir un Magistrado adicional  que habrá de ocupar la plaza que el Ex Presidente de la Sala Constitucional dejó vacante, al acogerse a su jubilación.

Cristina Rojas, apunta a que la metodología que se implementa a la fecha, para elegir a los altos jueces , no otorga la importancia crucial que  debería tener , por ejemplo, la valoración en cuanto al fondo y la forma, del tipo de sentencias dictadas por aquellos aspirantes a la magistratura que en la actualidad se desempeñan como funcionarios judiciales.

“ El procedimiento actual es opaco, y permite una alta dosis de discrecionalidad  en la puntuación de las entrevistas que practican a los aspirantes, sin que los diputados tengan que justificar su decisión.  Conozco casos, en que  excelentes candidatos, han sido calificados con  la más baja puntuación en la entrevista, con el expreso propósito de bajarles la puntuación total en el concurso de antecedentes, para excluirlos de las ternas, o bien no colocarlos en los tres primeros puestos que tienen las mayores probabilidades de ser electos.

 Al contrario, también ocurre lo propio.  Hay casos, en que se otorga la máxima puntuación en la entrevista a candidatos no idóneos, con el objeto de subirles su calificación final, ignorándose los criterios objetivos que deberían imperar, de manera tal que el botín político pueda ser asegurado.  Al efecto, debemos recordar que el valor dela entrevista es inmenso, (35 puntos del puntaje total de la etapa I del procedimiento) . Es la herramienta de control y manipulación política más utilizada para determinar las listas de “elegibles”

 Añadió que : “Todas las personas que figuran en las ternas actuales sometidas a consideración del plenario legislativo, fueron electas, de acuerdo con los procedimientos concursales comentados, mismos que adolecen de la objetividad necesaria, que permita garantizar a la ciudadanía, la eventual independencia política en el ejercicio de la magistratura,  en caso que resultaren electos” 

Además, la abogada mencionó que un punto polémico dentro de la Corte Suprema de Justicia es la inamovilidad de estos altos jueces, que pueden ejercer sus cargos pràcticamente “ad perpetuam” ( Artículos 158 y siguientes  de la Constitución Política).  Algunos pasan años en su silla de magistrados y buscan consecutivamente la reelección, restando la posibilidad a que otras personas puedan sustituirlos.

En opinión de Rojas, el límite debería ser de ocho años, sin posibilidad de aspirar a la reelección, o bien, como máximo, que puedan ser reelectos en sus cargos, por un único período adicional, para un total de dieciséis años.  De ser acogida su propuesta, la Asamblea Legislativa deberá tramitar un proyecto de reforma parcial a la Cosntitución Política que así lo declare.

El año  pasado, los congresistas reeligieron, una vez más, al juez Jesús Ramírez Quirós (75), de la Sala III,  por un período adicional de 8 años, pese a tener  en ese momento 32 años de osentar dicho cargo,  pudiendo llegar a alcanzar, en consecuencia, al final de este nuevo período, 40 años como Magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

Un caso semejante, es el del Juez Orlando Aguirre Gómez (75), con más de 30 años de ejercicio como Magistrado en la Corte.

Paridad de género

Cristina Rojas, también considera que el mayor reto que tiene la Asamblea Legislativa es asegurar la paridad de género en todas las salas.

“En la Sala Constitucional, de siete integrantes que la conforman, únicamente hay una mujer magistrada que es la Máster Nancy Hernández. Estimo que la Asamblea Legislativa debe llenar la vacante actual, y la que dejó al acogerse a la jubilación el Magistrado Ernesto Jinesta, con mujeres, a efecto que al menos un 40% de las personas que integren tan importante órgano garante del cumplimiento los derechos constitucionales, sean mujeres, asegurándose, de manera tal, en la medida de lo posible, la paridad de género  (…)”, sugirió.

“Es muy fácil decir: Sí, somos un país respetuoso de los derechos humanos. Pero una cosa es verla venir y otra cosa es andar con ella, como dice el adagio popular.  A la hora de las verdades,  en nuestro país, hay muchos derechos humanos que no se aplican ni se respetan. Se buscan toda clase de subterfugios y excusas para no aplicarlos.  Este el es caso precisamente del derecho a la paridad de género”, agregó. “Ejemplo de  lo anterior, lo vivimos recientemente en la elección de las máximas autoridades tanto en la UCCAEP y el SINAES.”

En esta línea, la también exjueza superior penal, afirmó que muchas mujeres se ven excluidas de poder aspirar a una magistratura o de obtener rangos de calificación alta al hora de presentar sus atestados porque no han podido escribir una cantidad de libros y artículos  especializados, como sí lo hacen los candidatos varones.  Esto, porque para nadie es secreto que:

…las mujeres cumplimos diariamente  con una sobrecarga laboral impresionante, debido a nuestras múltiples responsabilidades y roles como hijas, madres, esposas, administradoras del hogar, etc. ; por la falta de paridad, precisamente, en  el desempeño de las tareas del hogar, y la atención de los familiares menores de edad y/o enfermos que así lo demanden.  Por ende, las mujeres usualmente no tienen el tiempo que se requiere para hacer publicaciones científicas. Entonces muchas de ellas, ocupan,- gracias a las medidas afirmativas,  los últimos puestos en las ternas de elegibles, con puntajes bajos,  al no poder acreditar publicaciones”.

Lejos del amiguismo

Finalmente, la jurista resaltó que los legisladores deben elegir a los nuevos magistrados consensuadamente y evitar el peregrinaje en las oficinas de los despachos, apartándose de los compadrazgos y  amiguismos.

“Ya no se pueden cambiar (las ternas), porque eso atrasaría horriblemente el procedimiento, pero sí creo que es una gran responsabilidad de los diputados el valorar a los candidatos de la manera más objetiva posible para tratar que los nombramientos recaigan sobre  la mejor gente”, enfatizó.

La entrevistada fue defensora pública, jueza penal, y jueza superior penal.  Ocupó puestos  de alto nivel en organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas, Embajadora en el servicio exterior y asesoró en la Asamblea Legislativa, concluyendo su carrera activa como Jefa de la Oficina de Cooperación y Relaciones Internacionales del Poder Judicial.

 

Comentarios

Cargando...