La economía del país registra una mejoría al finalizar el 2021

0

Los resultados del Análisis Trimestral de la Economía correspondiente al IV trimestre del 2021, que realiza el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE UCR), señalan que los diferentes sectores económicos están recuperando terreno, unos de manera más rápida que otros, después de haber experimentado un retroceso en sus indicadores debido a los efectos ligados con la pandemia por el Covid-19.

Una de la primeras conclusiones emanadas de dicho informe es que el crecimiento económico observado a lo largo del II trimestre del 2021 es alentador, y representa el primer dato positivo sobre el crecimiento interanual desde el inicio de la pandemia.

Según esta investigación, el crecimiento interanual del Producto Interno Bruto (PIB) marcó un 7,9 %, cifra que marca una tendencia creciente en cuanto a la actividad económica del país.

Además, la proyección de crecimiento para finales de año es de 5,04 %, mientras que para el tercer trimestre se identificó un crecimiento del 8 %, y para el cuarto trimestre también se observa un crecimiento del 7,05 %.

Estas tasas de crecimiento llevarían a que Costa Rica alcance niveles de producción por arriba de los niveles que mostraba antes de que se decretara la pandemia. Estos datos representan un aumento en las estimaciones sobre el crecimiento dela economía, con respecto a los informes que se presentaron previamente.

El M.Sc. Rudolf Lucke Bolaños, uno de los responsables de la elaboración del Análisis del IICE UCR, dijo que el crecimiento interanual refleja un cambio en la expectativa de la economía nacional para finales del 2021.

“Si analizamos el crecimiento por componente, vemos que por ejemplo el consumo privado fue el detonante principal de la baja en la actividad económica durante la pandemia, pero también es el principal detonante del crecimiento identificado en el II trimestre del 2021”, mencionó Lucke.

El consumo privado es el principal impulsor del crecimiento que muestra la economía nacional. …

El consumo privado es el principal impulsor del crecimiento que muestra la economía nacional. Foto Cristian Araya.

Este experto añadió que se espera que el consumo privado aumente para finales de año, como producto de la mejora en las expectativas y el ritmo que se está observando en el Índice Mensual de Actividad Económica.

En cuanto al comercio se registró un crecimiento que no se observó en los meses anteriores, y en el caso del sector de alojamiento y restaurantes se registró el primer dato interanual positivo, lo que muestra un cambio en la tendencia y hasta una posible mejoría para finales de año, en términos de la producción de ese sector.

“Con respecto al empleo, hemos visto que durante la pandemia se dio una disminución importante de las personas ocupadas o que tienen empleo, y si comparamos el inicio de la pandemia con su peor momento, vemos que se da una reducción del 79 % de los ocupados. Esto quiere decir que tenemos en un 79 % la ocupación que existía antes de la pandemia. En el 2020 se registró una leve recuperación y una más importante durante el 2021, por ejemplo, para el segundo trimestre del 2021 el nivel de ocupados llegó a 93 %”, detalló Lucke.

Dentro de este informe se observa una recuperación mixta, afirmó este investigador, en donde hay sectores que se han recuperado mejor que otros, como el sector comercial que muestra una mejor recuperación que los demás. En contraposición, el sector de alojamientos y restaurantes tiene una recuperación más lenta pero positiva en esta segunda mitad del 2021.

Pero, a pesar de los signos importantes de recuperación, en la economía costarricense todavía permanece viva la incertidumbre, en especial con respecto al futuro de la salud pública, tanto nacional como internacional.

Además, otros dos elementos que permean sobre la situación económica son los proyectos de ley relacionados con el acuerdo del país y el Fondo Monetario Internacional (FMI), y las elecciones presidenciales y legislativas. Todos estas variables podrían afectar las decisiones que vayan a tomar los distintos agentes económicos.

Aunque si volvemos a desmenuzar el informe del IICE UCR, vemos que los indicadores son positivos y marcan una mejoría en la situación de la economía. El apartado dedicado el mercado laboral muestra que se mantiene un proceso de recuperación lento, pero continuo. Inclusive, durante el trimestre que va de junio a agosto del 2021 se llegó a recuperar el 92,7 % de los puestos existentes previo a la pandemia.

Según los datos de este informe, algunos sectores económicos exhiben una recuperación más rápida …

Según los datos de este informe, algunos sectores económicos exhiben una recuperación más rápida que otros. Foto Karla Richmond.

Eso significa una reducción del 7,3 % en el nivel de ocupación con respecto a los niveles mostrados antes de la pandemia.

“Dicha recuperación no ha sido homogénea, pues el sector primario que había mostrado un fuerte ritmo de recuperación de cara al primer trimestre de este año, producto de factores estacionales, se ha enfrentado a una caída considerable desde entonces. Los puestos de trabajo en hoteles y restaurantes, que fue una de las áreas más afectadas al empezar la pandemia, ha mostrado un ritmo más fuerte de recuperación durante este año. No obstante, la caída presentada en el último trimestre muestra, además de factores estacionales, que aún queda un camino importante por recorrer”, se afirma en el texto del Análisis del IICE UCR.

Otra de las aristas que se incluye es el estudio de la tasa básica pasiva, la cual mantiene una tendencia a la baja, que se registró desde el comienzo del 2020, aunque ese ritmo ha disminuido hasta llegar a estabilizarse entre los meses de mayo y junio del 2021 (3,2 % y un posterior descenso al 2,9 % en los meses de agosto y septiembre).

La disminución que se identificó para el tercer trimestre del 2021 se debe a la baja en la tasa de interés pasiva que ofrecen los bancos públicos, que pasó de 2,47 % al finalizar el segundo trimestre del 2021 a 2,0 % al terminar el tercer trimestre de este año.

Finalmente, sobre el apartado dirigido al análisis del déficit fiscal, el estudio subraya que el Gobierno ha realizado esfuerzos importantes para lograr disminuir el déficit primario desde mediados del 2020, lo que dio como resultado que se alcanzara un superávit primario para el primer trimestre del 2021.

A pesar de ello, el pago por los intereses de la deuda sigue siendo el factor fundamental que afecta el balance fiscal del Gobierno. Por ejemplo, este informe del IICE UCR informa que el aumento en el segundo trimestre del 2021 en el pago de intereses provocó un aumento en el déficit fiscal de más de 300 mil millones de colones.

Entre los meses de julio del año 2020 y julio del año 2021 la tasa de la deuda interna del Gobierno Central creció más de 2,3 puntos porcentuales. Por su parte, las tasas de la deuda externa mostraron una leve disminución, al pasar de 4,96 % a 4,52 %.

El análisis de esta investigación fue hecha por David Navarro, Luis Oviedo, Juan Robalino y Rudolf Lucke; mientras que las estimaciones y proyecciones fueron elaboradas por Jorge Hidalgo y Alonso Venegas, todos funcionarios del IICE UCR. El informe completo lo puede leer aquí.

Otto Salas


Publicado originalmente en UCR

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box