La ineludible reestructuración del MOPT o más de lo mismo

Requerimos una verdadera reforma del Estado que permita lograr responder a las necesidades sociales y económicas de país y ante todo lograr el desarrollo humano sostenible para todos los costarricenses.

0

Lilliana Sánchez Bolaños., Politóloga (Msc.).

La problemática de la estructura actual del Ministerio de Obras Públicas y Transporte fundamentada en actores institucionales que tienen diversa naturaleza tales como: los consejos sectoriales desconcentrados como el Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI), Consejo de Seguridad Vial (COSEVI) y Consejo Nacional de Concesiones (CNC), dependencias centralizadas ubicadas en la estructura del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), como la Dirección de Planificación Sectorial, la Dirección de Obras Publicas y la Dirección de Puentes; y por último, entes autónomos como las municipalidades, hace que la rectoría del MOPT ejecute una gestión desarticulada, carente de planificación y liderazgo, que atenta contra la calidad y eficiencia de la inversión pública realizada en la construcción y conservación de la infraestructura vial del país.

La Contraloría General de la República ha indicado en diversos informes que:

“Dentro de una sana estructura sectorial e institucional es importante que todos sus integrantes tengan claramente delimitadas sus funciones que se conozca con precisión el ámbito de competencia del ente u órgano y particularmente, que sus funcionarios, que en definitiva son sus actores, conozcan los alcances de ese accionar porque en el caso del sector transportes, puede observarse que estos aspectos no se encuentran debidamente comprendidos…” (Informe DFOE-OP-28-2006)

El XII Informe del Estado de la Nación indicó además que  las reformas legales e institucionales puestas en marcha en la actualidad convergen severas y diversas deficiencias lo que hace que su efecto sea una gestión pública ineficiente e ineficaz que no ha logrado mejorar el mal estado de la infraestructura del país ni proponer y ejecutar un plan concreto a ese efecto. (XII Informe del Estado de la Nación, Capítulo 6).

Consideramos dentro de nuestra perspectiva que se debe plantear con carácter urgente por parte del Poder Ejecutivo una reestructuración del Ministerio de Obras Públicas y Transporte que no solo logre la eficiencia en sus acciones sino además la reestructuración de sus Consejos. Entre otras, se deberían lograr las siguientes soluciones:

1.- Devolver al Ministerio de Obras Públicas y Transportes la rectoría que se encuentra establecida por ley pero a través del tiempo ha ido en detrimento ocasionando una gestión pública ineficiente.

2.- Regresar al modelo anterior de gestión mediante la cual la Institución  ejecutaba directamente y administraba, la construcción o reparación de carreteras y caminos, eliminando el conglomerado institucional, en donde los miembros de los Consejos tienen toda la potestad para la gestión de las inversiones, sin responsabilidad directa asociada.

4.- Para lograr una reforma efectiva de la Institución se hace necesario tomar en consideración tanto la reforma legislativa planteada en el año 2013 como el Informe de la Comisión de los Notables que señala:

“R65. En aras de la eficiencia y probidad administrativa y la disminución del gasto público para la pronta satisfacción de los intereses públicos, se recomienda la profunda reestructuración de la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE} y del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT}. En el caso de este Ministerio, considerar el eventual cierre del Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI}, e/ Consejo de Seguridad Vial (COSEVI} y el Consejo de Transporte Público (CTP}, conforme al ordenamiento jurídico”.

5.-  Implementar un procedimiento eficaz que permita efectuar de manera oportuna y adecuada, un proceso formal de recepción de obra de proyectos viales, orientados a recibir obras de buena calidad, para lo cual se constituya un grupo profesional interdisciplinario por parte de la Administración, con el fin de asegurar que las obras obedecen a las necesidad planteadas contractualmente y que el desarrollo del proyecto se realizó dentro del marco técnico, legal y financiero, que establece el contrato y sus modificaciones.

6.- Establecer un proceso de evaluación de cumplimiento por parte de la Institución en cuanto al contrato que se apruebe, multas y sanciones que conlleve a la ejecución de las garantías de cumplimiento, por ejemplo.

7.- Modernizar a través de la política pública las metodologías, procedimientos técnicos, procesos de gestión de proyectos, entre otros, reestructurando el Ministerio y el CONAVI, sin necesidad de esperar la aprobación de los proyectos de ley que se encuentran en la corriente legislativa.

8.- Promover de manera prioritaria el desarrollo técnico de la institución, que es el elemento principal de reestructuración necesario para el rescate de la cultura vial del Ministerio.

El país requiere soluciones efectivas desde el sector público. Requerimos una verdadera reforma del Estado que permita lograr responder a las necesidades sociales y económicas de país y ante todo lograr el desarrollo humano sostenible para todos los costarricenses.

 

De la misma autora le podría interesar:

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...