La ONU entrega el premio de Mujer Policía del Año a la mayor Seynabou Diouf, de Senegal

0

El galardón reconoce la contribución excepcional de las policías a la labor de las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU, además de que busca promover el empoderamiento de las mujeres. La mayor Diouf se encuentra desplegada en la República Democrática del Congo y lidera una fuerza contra la explotación y abuso sexual.

La mayor Seynabou Diouf, de la Policía Nacional de Senegal, recibió este martes el premio a la Mujer Policía de las Naciones Unidas en 2019 por su trabajo ejemplar como integrante del contingente policíaco de la Misión de Estabilización de la ONU en la República Democrática del Congo (MONUSCO).

El galardón fue establecido en 2011 para reconocer la contribución excepcional de las policías a la labor de las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU y para promover el empoderamiento de las mujeres.

Desplegada en Goma, en la provincia congoleña de Kivu del Norte, la mayor Diouf lidera actualmente un grupo de trabajo para evitar y poner fin al abuso y explotación sexual. También encabeza la Red de Mujeres Policías de la ONU, que brinda orientación, capacitación, apoyo e impulso para el desarrollo profesional a las oficiales.

El comité que la seleccionó para el premio destacó su infatigable labor, afirmando que ha tenido un impacto positivo y directo en la comunidad y en la Policía Nacional congoleña.

ONU
La mayor Seynabou Diouf agradece el reconocimiento de Mujer Policía de la ONU de 2019.

Trabajo de apoyo a las víctimas

El asesor de la Policía de la ONU, Luis Carrilho, sostuvo que Diouf es una fuente de inspiración para todos.

“Con su trabajo en la MONUSCO para apoyar a sobrevivientes de violencia sexual y sus iniciativas para darle un sentido de comunidad a la tarea de la Policía Nacional congoleña, la mayor Diouf encarna el espíritu de los valores centrales de la Organización”, señaló Carrilho.

Al aceptar la distinción, la mayor Diouf agradeció el reconocimiento y subrayó la política de cero tolerancia a los abusos y explotación sexual que abandera a la ONU.

“Me siento muy honrada y al mismo tiempo humilde por haber sido reconocida por algo que se ha convertido casi en mi segunda naturaleza y en mi vida laboral. Cuando era joven quería ser doctora, pero había una necesidad urgente de ayudar y mantener a mi familia. Ser oficial de policía cuando se empezó a reclutar mujeres para la Policía en Senegal me dio reconocimiento y un salario decente, pero también me permitió contribuir a la sociedad de una manera que nunca hubiera pensado que fuera posible”, dijo.

“Como oficial de policía de la ONU en nuestra unidad encargada de la protección de niños y familias fui testigo de la explotación de chicas muy jóvenes como prostitutas, fue entonces cuando hice de la protección a estas víctimas mi misión. En varios casos, mi unidad ha podido encontrar y reunir a las familias de donde provenían esas menores. Luego de reunirlas, aconsejamos a las familias enviar a las víctimas a centros sociales para descubrir su orientación vocacional y aprender un oficio”, explicó Diouf.

Brindar seguridad

Los policías desplegados en las operaciones de paz de la ONU tienen la misión es respaldar las tareas de seguridad de los Estados miembros que viven situaciones de conflicto, post conflicto u otros escenarios de crisis.

Senegal es el principal contribuyente de policías a las operaciones de paz de la ONU y uno de los cinco que más oficiales mujeres aporta a esas misiones.

A la ceremonia de premiación en la sede de la ONU en Nueva York asistieron los jefes de los componentes policíacos de 14 operaciones de mantenimiento de la paz, misiones políticas especiales y oficinas regionales. El evento incluyó una reflexión sobre cómo mejorar el desempeño, la conducta y la disciplina de los policías de las Naciones Unidas en su tares de mantener la paz y promover los derechos humanos.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...