Las cosas por su nombre

Notas al tema

0

Guillermo E. Zúñiga ChavesEconomista.

Esta semana la calificadora internacional Moody´s nos bajó la calificación de riesgo. Nos puso en una categoría que es considerada especulativa y con un riesgo crediticio alto. Es una pésima noticia. Después de toda la discusión que hemos tenido en el país sobre el proyecto recién aprobado, ojos del exterior nos ven como un país más riesgoso.

Esto no afecta sólo al Gobierno de República como ya lo hemos explicado. Esto incide en la percepción general que se tiene sobre el  país, tanto por parte de aquellos que nos prestan plata, como de los que hacen inversión extranjera directa. La calificación  es una opinión y como tal, si usted quiere la comparte o no.

Durante la discusión del proyecto 20.580 un argumento utilizado a su favor, fue que si se aprobaba, la percepción sobre el riesgo soberano mejoraría en los mercados internacionales. La opinión expresada por Moody’s viene a contradecir esas afirmaciones.

18 de OCTUBRE. Posterior a la aprobación del proyecto en primer debate (hecho que se dio el 5 de octubre) la calificadora anunció el 18 de octubre que ponía a Costa rica en revisión hacia la baja. En ese momento Moody´s ya anunciaba que lo que generaba la reforma no era suficiente; también señalaba que estaría observando la capacidad Gobierno para obtener financiamiento y el comportamiento de las tasas de interés.

5 DE DICIEMBRE. Esta semana, el miércoles 5 de diciembre, cuando ya la ley 9.635 Fortalecimiento de las Finanzas Públicas estaba publicada, la calificadora nos baja la nota y dice que ve a Costa Rica como un país más riesgoso. Expresamente en el comunicado menciona la aprobación de la ley por parte de la Asamblea Legislativa.

UN JALÓN DE OREJAS. Moody´s dice que a pesar de la nueva ley que se aprobó el 3 de diciembre, el déficit presupuestario seguirá subiendo en los próximos años y que con la reforma se espera reducir el déficit a menos del 4% del PIB para el 2023. Y el endeudamiento seguirá al alza.  La reducción del déficit tomará tiempo, y el impacto pleno de la reforma se verá hasta el 2022. Señala además, que mucho del ajuste se deberá hacer por medio del recorte del  gasto, cosa que considera difícil por la gran oposición popular que puede enfrentar. Se ha dado un  aumento de las tasas de interés para el financiamiento del Gobierno y hace mención que el uso de las Letras del Tesoro es una señal de la estrechez de acceso por la liquidez. Toma en cuenta también la solicitud de aumento del endeudamiento por US$ 6.000 millones. En otras palabras, consideró toda la estrategia presentada por el Gobierno y aprecia un mayor riesgo.

Si desea recibir más información suscríbase a nuestro boletín  


NINGÚN CARNICERO…
 Sí, dice que su carne es mala. Por lo general, cuando los emisores reciben una calificación mala, tratan de desvirtuar los argumentos. El Gobierno no es una excepción. Ya lo hizo. Aunque en el pasado sí aceptó lo que decía Moody´s y otras agencias. Los inversionistas serán los que finalmente leerán la información disponible y decidirán a quién le hacen caso. Por lo pronto sabemos que con los contratos de colocación, el Gobierno pagó 10.13% por bonos a tres años en dólares, pagando una tasa más alta que la anterior ocasión. Bien pudiera ser que en esa transacción, el mercado ya estuviera descontando este mayor riesgo. Habrá que ver cómo se comporta el mercado hacia futuro.

Lea: Moody’s rebaja de la calificación de riesgo de Costa Rica

CONCLUYO. Como le consta al lector, he venido dándole seguimiento a las opiniones de las calificadoras a lo largo del tiempo. Me parece que son opiniones externas,  a las que no se le pueden achacar sesgos políticos. Estas opiniones se pueden compartir o no. Cada quien sabrá. El criterio de Moody´s señala el largo y difícil camino que tenemos al frente. Ante esta llamada bien vale la pena “volver a la mesa” cuanto antes.  No me cansaré de insistir en esta sugerencia, pues la situación exige que la arreglemos entre todos. Que los sectores sociales y las autoridades retomen cuanto antes el diálogo social.  El tiempo se acorta cada vez más.

 

El autor es Académico, economista, Ex Ministro de Hacienda y Ex Diputado
Notas al tema

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...