Leda García: Del libro “Conmigo al desnudo” – Antología poética

La última estación. Novias en piedra. De mayos y febreros. Rezos de pétalo y ventisca

Leda García Pérez.

 

Del libro: Conmigo al desnudo – Antología poética

 

Yo lo amo
Aunque no lo conozco
Walt Whitman

 

 

La última estación

No sé si yo estaré

al igual que vos,

erguida en la vigilia

para elegir el sitio

que me espera,

no sé,

pero en la sombra deshojada

de mi paisaje personal,

un pétalo infinito

se arrodilla

cuando digo tu nombre

y me redime

mientras la última estación

me pierde en lluvias.

 

Novias en piedra

Agosto me persigue

por el paisaje inquieto

de las sombras

que emigran

con sus novias de piedra

en abandono,

y un canto de papel

que aún no canto,

cuelga desde el silencio

sus vestidos

mientras mis pasos

huyen de su sombra.

¿Cuántos febreros faltan

para ser yo

la novia del regreso?

De mayos y febreros

Mayo no me esperó,

te puso de primero

en sus entrañas

y adelantó en tu voz

el verso desprendido

que nunca agonizó.

Habría querido

ser aquella,

la del siglo anterior,

la que sintió en tus ojos

el alivio

y en tu carne su carne

de diosa insatisfecha

y descarada,

que releyó de besos

los nortes y los sures

de tu trono cautivo.

Mayo no me esperó,

73 febreros lo impidieron

.

No conoces el miedo
Que me azuza
Y me arrastra…
No tienes aun memoria
De la muerte
-como yo-

Laura Sabani

 

 

Rezos de pétalo y ventisca

El sitio que elegiste

huele a tardes de pétalo

y ventisca

en el agosto infiel

que me persigue.

Los paisajes imploran

el encuentro

de todas nuestras sombras

y el amaranto llora

en su vigilia diaria

las rosas que no llegan

todavía.

Yo presiento mi marcha

irrevocable

desde un rincón incierto,

cuando el miedo columpia

en mi equipaje

los cantos que no canta

mi pájaro en tinieblas.

No hay certeza

en el rezo detenido

que implora una respuesta

nimia

para escoger su sitio predilecto,

ni un poema certero

con olores de tarde

que me arrulle de pétalo

en las piedras.

Nada desgarra más

que lo inconcluso.

Nada.

 

Ya no he de ser lo que siempre he de ser
Pero dadme
Una piedra en que sentarme.
César Vallejo

 


 

Leda García Pérez.
Escritora, abogada, comunicadora y actriz, con trayectoria en el mundo cultural desde 1970; autora de numerosas publicaciones.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...