Leda García: Del libro “Conmigo al desnudo” – Antología poética

El sitio irrevocable - Ropas inciertas - El siglo doblegado

Leda García Pérez.

 

Del libro: Conmigo al desnudo – Antología poética

 

Hasta aquí llego la muerte, dices,
Y ya no sabes si estas del lado de las sombras
O del lado de la luz.

Horacio Castillo

El sitio irrevocable

Cada quien mece a un niño
en la pupila
de su tarde final,
lo desviste de sueños
y recorre con él
las empedradas cruces
que convoca el paisaje
para escoger el sitio del olvido.
Cada quien se deshoja y arrodilla
frente a su propia indignidad
o en su vigilia personal
repite rezos
para evadir los miedos repentinos.
Cada quien se pregunta
si habrá rosas
perdonando pecados
en el adiós parcial,
-nadie se va del todo-
y estrena sus espinas
desprovistas de sangre
mientras las culpas redimidas crecen.
Cada quien tiene un sitio irrevocable
para esperar su muerte,
vos escogiste el tuyo
cuando la noche espiaba
entre tus versos
la ojera derramada de la tarde
y le pintaste flores,
y lo envolviste
en mieles de amaranto
para sellar con ellas tu osadía.
Yo descubrí mi sitio
en otras piedras,
por eso cuando el río
reclama su canto predilecto
de sirena indiscreta,
lo miro con sigilo y enmudezco.
Yo no quiero cantar,
aún no.
A mi sitio final le faltan versos.

Ropas inciertas

Me iré un otoño incierto,
cuando el río
silencie entre las piedras
su llamado de adioses.
En ese instante solo,
sabré que aquellas ropas
con olor a destino
que vestí tantas veces,
colgarán su color
en otros campos
que no sabrán quién fui
ni a dónde voy.
Mi sombra estrenará
sus pétalos en mayo
porque agosto le duele
todavía.

El siglo doblegado

Mis pasos doblegados
alejarán memorias
de zapatos heridos
y correrán sedientos
sin saber en cuál río
de entre tantos,
beberán su descanso
los deseos.

Vos estarás allí,
sentado en tu vigilia
como un amante antiguo,
y besando mis miedos
dirás que al fin mayo y febrero
fueron siempre lo mismo.

No hay distancias natales,
solo encuentros tardíos.

Vos cubierto de agostos
en el febrero mío
que envejece,
para acercar la piedra
de los siglos.

 


 

Leda García Pérez.
Escritora, abogada, comunicadora y actriz, con trayectoria en el mundo cultural desde 1970; autora de numerosas publicaciones.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...