Leiner Vargas: G20 logra un acuerdo global para poner en orden a las multinacionales

Este gasto tributario bajará significativamente con la medida del 15% aprobada por el G20 y que deberá implementarse en Costa Rica, ahora que formamos parte de la OCDE.

0

Leiner Vargas Alfaro, Economista (Dr.).

Como parte de los acuerdos de la cumbre internacional del G20 que se realizó en Roma, Italia, este pasado fin de semana los líderes de las economías mundiales acordaron refrendar el impuesto global de sociedades del 15%, el cual tiene como objetivo activar en 2023 la nueva arquitectura fiscal, que busca garantizar que las multinacionales contribuyan de forma equitativa, a la vez que prevé medidas sobre los impuestos a las grandes compañías digitales.

¿En que beneficia este acuerdo del G20 a Costa Rica?, Lo más importante es que eliminar el subsidio existente de Zonas Francas a las multinacionales provenientes de países del G20, significaría una mejora sustancial para las cuentas fiscales del país. Lo propuesto de eliminar el gasto tributario subsidiado del primer 15% no pagado hoy en día por las empresas, permitirá que en el caso de Costa Rica una parte importante de las empresas de Zona Franca deban pagar 15% de impuesto sobre la renta a partir del 2023.

Es una noticia excelente para Costa Rica, un país que tiene un déficit fiscal muy alto de cerca del 6% del PIB y que subsidia a dichas multinacionales con alrededor de 1% del PIB cada año, el equivalente a unos 8.5 millones de colones por empleo directo generado desde dichas zonas francas. Este gasto tributario bajará significativamente con la medida del 15% aprobada por el G20 y que deberá implementarse en Costa Rica, ahora que formamos parte de la OCDE.

El país podrá hacer justicia por primera vez con sus empresas, pudiendo disminuir con ello la tasa del impuesto sobre la renta a las PYMES locales, dado el nuevo balance positivo en materia fiscal. El G20 en su reunión de Roma Italia han acordado un impuesto flat mínimo de 15% sobre la renta a las multinacionales que operan en el planeta, entendiendo que lo recibirán los países donde dichas transnacionales realizan operaciones y proporción al valor producido en cada país. Esto también permitirá hacer justicia y lograr cobrar a muchas empresas costarricenses que han venido recibiendo dicho subsidio al ampararse a los regímenes de zona franca o en la calificación de empresas desarrolladoras de Zonas Francas. La tasa es una tasa muy razonable considerando que las empresas fuera de zonas francas pagan hasta un 30 por ciento de sus ganancias y las personas tienen un sistema de pago de impuestos que va hasta un 25 por ciento de sus rentas. Ahora las empresas de zona franca pagaran finalmente su pasaje de autobús en el desarrollo costarricense y el sistema tributario de Costa Rica mejorará su perfil al avanzar a una estructura impositiva más equitativa y progresiva.

Costa Rica cuenta con una gran cantidad de exoneraciones fiscales, la gran mayoría de ellas son regresivas, dado se dan a los grupos y empresas que más tienen. Con este acuerdo sobre el impuesto global mínimo el país deberá mejorar los sistemas de control de los precios de transferencia y asegurar que se pague un impuesto justo al país por parte de dichas empresas, mismo que deberá convertirse en mejores carreteras, mejor sistema educativo y de salud y sobre todo, un estado más competitivo al servicio de los ciudadanos. Lo importante es que ya no tenemos excusa para evadir este necesario proceso de eliminar las exoneraciones regresivas y evitar que sigamos padeciendo del mal del siglo XXI, la desigualdad económica y social que nos absorbe y que podría poner en peligro la paz social del país.


Publicado originalmente en La República

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...