Leonardo Garnier: Los dos papas

Y sí, ya sé, a casi todo el mundo le gustó la película, pero es que precisamente está hecha para que nos guste, para encariñarnos con los personajes con los dos, que conforme se van acercando entre ellos nos van acercando a nosotros también. Sin duda las actuaciones son magistrales, tanto que nos las compramos.

0

Leonardo Garnier Rímolo, Economista (Dr.).

Finalmente alguien vio en «los dos Papas» algo parecido a lo que yo ví. Una película que reduce a lo personal la lucha de poder en el Vaticano, humaniza, acerca y perdona… y – lo más importante – mediante el recurso de hacernos partícipes de la confesión (que por cierto, no llega a ser tal en el caso de Ratzinger) nos invoca a olvidar y perdonar también. Hollywood meets the Vatican habría sido un mejor título.

Y sí, ya sé, a casi todo el mundo le gustó la película, pero es que precisamente está hecha para que nos guste, para encariñarnos con los personajes con los dos, que conforme se van acercando entre ellos nos van acercando a nosotros también. Sin duda las actuaciones son magistrales, tanto que nos las compramos.

«Todo es demasiado rutinario, de manual, sin casi lugar para algo genuino. Los mejores momentos terminan siendo los más casuales, especialmente los ligados a las situaciones cómicas en las que se mete Bergoglio (pedir una pizza, querer comprar un pasaje de avión por su cuenta, escuchar pop, comentar fútbol y así) ligados a su falta de apego a todo tipo de formalidad y protocolo».
Streaming: crítica de «Los dos papas», de Fernando Meirelles (Netflix), por Diego Lerer, MICROPSIA

La realidad, sin embargo, vuelve a emerger días después del lanzamiento de la película, cuando el Washington Post nos recuerda que dos papas – Juan Pablo II, ya canonizado, y Benedicto XVI, el papa Ratzinger, recibieron cientos de miles de dólares del Cardenal McCarrick mientras era investigado por el Vaticano por abusos sexuales a menores que se habían denunciado desde el 2000… y que tardaron casi 20 años, dos papas y evidencias abrumadoras, para ser tomados en serio.

Gracias a Ronu Jiménez por el link MIcropsia.

 

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...