Leonardo Garnier: Pobre Bolivia

Si Evo sale por presión militar, eso tiene fuerte tufo a golpe de Estado, igual que lo tenía el aparente fraude electoral con que Evo decía haber ganado las elecciones.

0

Leonardo Garnier Rímolo, Economista (Dr.).

La situación en Bolivia es harto complicada. Los gobiernos de Evo Morales han tenido mucho de positivo para Bolivia y en particular para las grandes poblaciones indígenas -algo ampliamente reconocido aún por sus oponentes- pero, al mismo tiempo, han estado marcados por grandes cuestionamientos.

Eso era parte normal del juego democrático. Las cosas se complicaron cuando se evidenció el deseo de Evo de perpetuarse en el poder. Hizo un referendo para obtener el apoyo popular para reelegirse nuevamente y, contra sus expectativas, lo perdió. En lugar de acatar el fallo popular y hacerse a un lado -con lo que su lugar en la historia boliviana habría quedado asegurado- Evo se postuló nuevamente para la reelección, argumentando -oh paradoja- que el resultado del referendo violentaba su derecho constitucional a ser electo.

Vinieron las elecciones y sus resultados fueron públicamente cuestionados: apagones en medio conteo, cambios de tendencia y evidencia de un posible fraude. La misión de la OEA rechazó los resultados y sugirió que se realizaran nuevas elecciones con garantías para todos los partidos. Evo titiubeó.

Hoy, sin embargo, la situación cambió con la intervención abierta del ejército boliviano “sugiriéndole” a Evo que renunciara. Y parece que ante tal “sugerencia”, Evo renuncia. Y si bien parecía que lo correcto para la democracia boliviana era que Evo saliera del poder. Esta es la peor forma de hacerlo. Si Evo sale por presión militar, eso tiene fuerte tufo a golpe de Estado, igual que lo tenía el aparente fraude electoral con que Evo decía haber ganado las elecciones.

Resultado: hoy en Bolivia todos gritarán ¡golpe de Estado!

Pobre Bolivia.

Corolarios democráticos:

Corolario 1: si no te gusta que tus enemigos políticos hagan fraude, no debiera gustarte cuando tu candidato hace fraude.

Corolario 2: si no te gusta que el ejército deponga un gobierno afín, tampoco debiera gustarte cuando el ejército depone un gobierno adverso.

Leonardo Garnier Rímolo.
El autor es Académico, Economista, ha sido Ministro de Planificación y Ministro de Educación en dos Administraciones

Del mismo autor le podría interesar:

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...