Lilliana Sánchez Bolaños, Politóloga.

En este año 2023, la Biblioteca Nacional Miguel Obregón Lizano cumple 135 años de existencia. en 2023. El 22 de setiembre de 2021, la Institución fue declarada Benemérita de Costa Rica en la Asamblea Legislativa, convirtiéndose  en el  referente fundamental para la cultura del país.

Las bibliotecas: un pilar de la civilización

Las bibliotecas han sido un pilar de la civilización desde los inicios de la humanidad. En la antigüedad, las bibliotecas eran lugares donde se almacenaba y conservaba el conocimiento. Eran centros de aprendizaje y cultura, donde las personas podían acceder a la información y a la sabiduría de los antiguos.

Durante la Edad Media, las bibliotecas se convirtieron en centros de la religión y la cultura cristiana. Eran lugares donde se conservaban los textos sagrados y las obras de los filósofos y teólogos cristianos.

En la Edad Moderna, las bibliotecas se abrieron a un público más amplio. Comenzaron a ofrecer servicios a los estudiantes, a los investigadores y al público en general.

La Biblioteca Nacional: un legado de cultura y educación

Nuestra Biblioteca Nacional ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de la cultura y la educación de Costa Rica. La Biblioteca ha sido un espacio de acceso al conocimiento y a la cultura para todas las personas, independientemente de su condición social o económica.

Ofrece un servicio de préstamo de libros y documentos que es gratuito para los ciudadanos costarricenses. Esto permite que cualquier persona pueda acceder a la información y a la cultura que se encuentra en la institucion.

La Biblioteca ha sido un impulsor de la investigación y la creación cultural, ofreciendo un espacio para que los investigadores puedan acceder a la información que necesitan para sus trabajos.

Además, se ha convertido en un centro importante de una variedad de actividades culturales, como conferencias, talleres y exposiciones. Estas actividades contribuyen a promover la cultura costarricense y a fomentar la creatividad.

La Biblioteca Nacional en la era digital

En el siglo XXI, la Biblioteca se enfrenta a nuevos retos y oportunidades. La digitalización de la información ha cambiado la forma en que las personas acceden al conocimiento y a la cultura.

La institución se está adaptando a estos cambios para seguir siendo un referente para la cultura costarricense, desarrollando nuevos servicios digitales, como la biblioteca virtual y el acceso a bases de datos en línea.

Además, permanentemente está trabajando para promover la lectura y la cultura entre los jóvenes, ofreciendo una variedad de programas y actividades dirigidos a este público.

La necesidad de un marco jurídico y recursos adecuados

La Biblioteca es una institución emblemática de la educación y la cultura costarricenses. Es un espacio fundamental para el desarrollo de la lectura, la investigación y la creación cultural.

Es un bien público permanente, no un programa transitorio, que debe ser protegido y fortalecido. Para ello, es necesario que el Estado costarricense le otorgue un marco jurídico y recursos adecuados.

El marco jurídico debe garantizar la autonomía de la Biblioteca y su capacidad para desarrollar sus funciones. Esto significa que la Biblioteca debe tener la libertad de establecer sus propias políticas y prioridades, sin interferencias políticas coyunturales.

Además, el marco jurídico debe proporcionar a la Biblioteca los recursos necesarios para cumplir con sus funciones. Esto incluye recursos financieros, humanos y tecnológicos con visión de largo plazo.

Los recursos deben permitir a la Biblioteca ampliar su acervo, mejorar sus servicios y llegar a más personas con su apostolado cultural. Esto significa que la biblioteca debe tener acceso a fondos para adquirir nuevos libros y documentos, para mejorar sus instalaciones, equipos tecnológicos y para desarrollar nuevos programas y servicios.

La necesidad de un cambio de actitud

La sociedad costarricense debe reaccionar a tiempo para proteger a la Biblioteca que al igual que otras instituciones y programas culturales y educativos, han sufrido recortes en sus presupuestos que limitan su sobrevivencia y su expansión.

Es necesario que la sociedad exija al gobierno que garantice los recursos necesarios para que esta institución pueda seguir llevando a cabo sus obligaciones para con el país.

La Biblioteca y la educación

La Biblioteca es un recurso fundamental para la educación en Costa Rica.  Debe ofrece una amplia gama de recursos y servicios que pueden ayudar a los estudiantes a aprender y a desarrollar sus habilidades. Para ello, ofrece un servicio de préstamo de libros y documentos que incluye una amplia variedad de títulos, desde libros de texto

En resumen, la Biblioteca Nacional, en sus 135 años de existencia, ha sido un pilar fundamental en el desarrollo cultural y educativo del país. A medida que avanza hacia la era digital, es esencial que reciba el apoyo legal y financiero necesario para garantizar su continuidad y su capacidad de cumplir con su misión de preservar el conocimiento y servir a la sociedad.