Lilliana Sánchez: Al filo de la navaja

El próximo Gobierno deberá tener de presente que estamos "al filo de la navaja", que la situación social y económica no puede permanecer por mucho tiempo.

0

Lilliana Sánchez Bolaños., Politóloga (Msc.).

A partir del próximo domingo una sola bandera debe unirnos. Una sola bandera: la de la Patria que amamos. Una sola bandera para el diálogo, para la solidaridad.

Los costarricenses tenemos muy difícil esta elección, pero tenemos el deber de votar por uno u otro. Votar por democracia.

Votar por uno de los dos candidatos de la segunda ronda. Uno que representa a la política tradicional y otro que se presenta como el disruptor. Eso es lo que tenemos.

El próximo domingo finaliza Se termina el próximo domingo una campaña electoral muy agotadora para todos. Una campaña electoral que ha hecho visible el descontento de los que menos tienen, de los que día a día salen en busca de un trabajo, de los que, cultivan nuestros campos esperando un mejor mañana.

El próximo Gobierno tiene la obligación de hacer un cambio. Pero un cambio real. Sea quien sea elegido Presidente de la República no podrá gobernar sin escuchar a los que no tienen voz, a quienes la sociedad ha negado la educación, la salud, los derechos fundamentales. Los costarricenses exigiremos la rectificación del rumbo democráticamente.

El próximo Gobierno deberá seguir la mejor ruta para eliminar la desigualdad social que impera hace muchos años. Deberá crear controles a la corrupción. Deberá cambiar las caras de siempre, de los mismos que gobiernan una y otra vez. De quienes repiten y repiten puestos políticos. De quienes han vivido a costa del sufrimiento de los menos privilegiados. Deberá lograr el diálogo y el consenso para lograr el apoyo legislativo para que el bien vivir sea para todos y no para un grupo de privilegio.

El próximo Gobierno deberá tener de presente que estamos «al filo de la navaja», que la situación social y económica no puede permanecer por mucho tiempo. Sino se acaba con el hambre, sino se responde a los derechos fundamentales de los ciudadanos, sino se termina con la desigualdad entre ricos, pobres y muy pobres, la democracia llegará a su fin.

El próximo Gobierno debe de tener presente que el diálogo, el consenso y la solidaridad serán los factores fundamentales para su accionar. Que todos los costarricenses estaremos alertas a denunciar el continuar con lo mismo. Que muchos tenemos la capacidad moral y ética para pedir el cumplimiento de un Plan de Desarrollo que realmente contenga la ruta, cumpliendo con la Constitución Política y la legislación vigente, que conlleve al Bien Común, al buen vivir para todos.

Sin embargo, debemos rezar porque el perdedor sea honorable y reconozca su derrota y no se empañe de manera alguna esta votación. Rezar porque Dios le otorgue sabiduría al victorioso y que su gobierno logre perpetuar los caminos de la democracia.

Esta Patria es de todos y todos somos responsables de su futuro.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box