Lilliana Sánchez: El circo de los diputados

“La ignorancia de las masas es la principal fuerza de los gobernantes”. Carlos Malato

0

Lilliana Sánchez Bolaños., Politóloga (Msc.).

A pesar del Informe del Departamento de Servicios Técnicos de la Asamblea Legislativa haciendo ver de la inconstitucionalidad de la Audiencia del Presidente de la República en el Plenario Legislativo la misma se llevó a cabo. Sin embargo, es importante dar a conocer algunos de las disposiciones de advertencia:

  1. Realizar una sesión de una comisión investigadora en la sede del Plenario para interrogar al Presidente de la República sobre los hechos que ella investiga, excede la lógica parlamentaria, porque no es el Plenario Legislativo quien lleva a cabo dicha investigación.
  2. Esto da fundamento a que el acto pueda convertirse en una interpelación velada, sin que medie una moción aprobada por la Asamblea Legislativa para tal efecto, como lo indica el artículo 121 inciso 24) Constitucional, con un agravante: La interpelación está dispuesta sólo para el caso de los señores Ministros de Estado. (…)
  3. La interpelación es el acto mediante el cual el Plenario convoca a un ministro para que rinda cuentas ante ese órgano; el presidente no puede ser interpelado. En cambio, una comparecencia se realiza en las comisiones y está prevista constitucionalmente para cualquier funcionario o persona, incluido el Presidente de la República. El Informe del Departamento de Servicios Técnicos de la Asamblea Legislativa señala claramente que la función de una comisión investigadora (como la que estudia el caso UPAD) es precisamente realizar todos los actos preparatorios necesarios a fin de rendir un informe, para que en una etapa posterior la Asamblea lo conozca y delibere sobre el asunto concreto. Por ello, en su criterio, no resulta congruente con esa función habilitar la sede Pleno para que la Asamblea realice esos actos preparatorios porque ello desnaturaliza la naturaleza del proceso de investigación mismo.
  4. La paralización de la agenda parlamentaria tuvo un costo adicional ya que se suspendieron las sesiones de todos los demás órganos legislativos. Costo que pagamos todos los costarricenses.
  5. La Presidencia de la Asamblea debe, conforme con el artículo 27 del reglamento, garantizar que el debate parlamentario se ajuste a lo dispuesto por la Constitución Política y por dicho cuerpo normativo.
  6. La audiencia del Presidente de la República en el Plenario Legislativo implica “una modificación al sistema semipresidencialista” escogido por el constituyente, sin que medie la reforma constitucional correspondiente.

El Informe mencionado fue desestimado por los Diputados quienes, valiéndose de su investidura actuaron en contra de todas las disposiciones constitucionales y reglamentarias con el fin de que, se presentara un “circo” que, según ellos, sería favorable tanto a sus aspiraciones políticas como a que los ciudadanos conocieran la actuación del Presidente de la República en el caso de la creación de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD).

Cuando analizamos la comparecencia hay ejemplos que hacen ver de la ignorancia de nuestros legisladores en diversos temas:

¿Qué saben sobre políticas públicas? ¿Cómo se dictan? ¿Cuáles son los datos fundamentales para lograr una verdadera respuesta con dichas políticas?

Muy grave que un Diputado, precandidato a la Presidencia de la República, don Pedro Muñoz, responda que los datos del INEC son suficientes para dictar políticas públicas que den respuesta a la pobreza y a la pobreza extrema. ¿Conocerá el señor Muñoz que dichos datos se fundamentan en los censos nacionales no en las estadísticas del Índice de Desarrollo Social que elabora el Ministerio de Planificación Nacional o los datos incluidos en el Sistema Nacional de Información y Registro Único de Beneficiarios creado por Ley que utiliza el Instituto Mixto de Ayuda social?

¿Conocerá el señor Diputado que existe una Estrategia denominada “Puente al Desarrollo” que efectivamente ha logrado bajar la pobreza extrema por contar con los datos sociales que demuestran esa condición en algunos sectores de nuestra población.? ¿Conocerá que esos datos que se requieren se encuentran en la Ficha del Instituto Mixto de Ayuda Social para determinar las necesidades de las familias y dar respuesta a las mismas? Por ejemplo: las características de la vivienda (material y estado del piso, material y estado del techo, material y estado de las paredes, cielo raso, tamaño de la vivienda, riesgo de la vivienda), condiciones de saneamiento (Agua potable, servicio sanitario, eliminación de basura), acceso a servicios básicos (fuente de energía, electricidad, uso de internet), tenencia de bienes (vivienda, artefactos del hogar, cable, teléfono), características sociales, etc.

Más grave aún es que el señor Diputado afirme que la Comisión Investigadora realiza un juicio político al Presidente de la República, figura que ni siquiera existe en nuestra Constitución Política.

Otro de los ejemplos del “circo” en el Plenario Legislativo tuvo lugar cuando el Diputado Dragos Dolanescu, quien también está en la carrera hacia la casa presidencial, dió la clave de uno de los teléfonos celulares del Presidente  de la República por lo que se solicitó a la Dirección del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) que inicie una investigación para determinar la identidad de las personas que facilitaron dicha clave.

No importó para el Diputado Donalescu la institucionalidad del país con sus bromas y mucho menos que se encontraran en el recinto parlamentario representantes de dos Supremos Poderes de la República.

Siguiendo el circo los diputados hacen preguntas, en su mayoría, mal elaboradas, sin sentido, reiterativas, incluso mal leídas, lo cual evidenció, una vez más, la torpeza y desconocimiento de nuestros legisladores de la lógica legislativa y jurídica, así como de las disposiciones de la Constitución Política y del Reglamento de la Asamblea Legislativa. Pese a ello, algunos lo aplauden y están casi dispuestos a erigirle un monumento a la gallardía, dignidad y transparencia.

Es ahí donde nos damos cuenta, tristemente, que vamos mal. Vamos mal cuando los legisladores no toman en cuenta siquiera lo que representa la Constitución Política. Vamos mal cuando lo que algunos quieren es darse a conocer porque viene el proceso electoral. Vamos mal cuando muchos candidatos y precandidatos a la Presidencia de la República se aprovechan de estas instancias para hacer lucir con sus discursos su ignorancia. Vamos mal cuando lo que quieren es tratar de manipular a los ciudadanos para que creamos que están actuando bien.


COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box