Lilliana Sánchez: La adecuada información sobre el caso de FANAL

Recordemos los costarricenses que esta situación no es nueva ya que en la Administración Chinchilla Miranda, se propuso la concesión de la FANAL. Debemos entonces unir fuerzas para defender ante un grupo insaciable de riqueza que olvida el Bien Común.

0

Lilliana Sánchez Bolaños., Politóloga (MSc.).

Hace 170 años que el Presidente Juan Mora Porras, vía Decreto No. 99 creó la Fábrica Nacional de Aguardientes ya que esto representaba un buen negocio para que el Estado llenara sus arcas, dando un valor agregado ya que se erradica la grave amenaza de la elaboración de licores de dudosa procedencia.

Si hoy los costarricenses no tuviéramos la Fábrica Nacional de Licores con los mismos argumentos de cómo fue creada, un grave déficit fiscal y muchísimas muertes más de las ocurridas el año pasado habrían ocurrido.

El Ministro de Hacienda indica que la FANAL durante años ha generado pérdidas para el Estado por lo cual solicita su cierre o concesión. Esas son desacertadas declaraciones cuando se observa el desglose del pago de impuestos de la empresa durante el año 2019:

Fuente: Sindicato de empleados del Consejo Nacional de Producción y afines.

O el Ministro no conoce los datos o el Gobierno pretende que los costarricenses creamos que la Fábrica Nacional de Licores como empresa estatal deja pérdidas.

El señor ministro de Hacienda ha afirmado que el valor comercial de la FANAL se establece en 17 millones de dólares, 9605 millones de colones al tipo de cambio de esta fecha, entonces, a quién se le ocurre proponer la venta de un activo del Estado, tasándolo en un monto muy inferior considerando que en un año le produce al Estado mucho más que eso, sólo en cargas tributarias, ¿acaso no es de déficit fiscal de lo que estamos hablando?

Asegura que vender o concesionar FANAL le quitaría una carga económica al CNP, por el pago de la deuda que se arrastra por concepto tributario, cuando los arreglos de pago por sentencia judiciales, intereses moratorios y otros gastos que se desprenden de la deuda, han sido cancelados con fondos precisamente generados por la FANAL. Y no analiza el Ministro de Hacienda que la concesión de la empresa estatal eliminaría las transferencias al CNP poniendo en grave peligro su continuidad, fundamentalmente de los programas a favor del Sector Agroalimentario.

Posiblemente la posición del Gobierno se deba a que durante largo tiempo tanto el Ministerio de Hacienda como el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal han buscado la forma para que la FANAL pague más impuestos, lo que significa el incremento en el valor del producto, con lo cual se quedaría fuera del mercado ya que entraría a competir con otros tipos de licores cuyo segmento de mercado es más reducido y de mayor capacidad adquisitiva.

El daño que se haría al sector agropecuario y sus programas con la venta de FANAL sería catastrófico ya que es esta empresa la que ha asumido durante largo tiempo la operatividad del Consejo Nacional de la Producción. Y esto sin considerar el incremento en la tasa de desempleo y el retroceso en la reactivación económica.

Y el Ministro refiriéndose al tema del déficit fiscal ha afirmado que en Costa Rica la mitad de los ingresos por cobro de impuestos, se pierde por evasión y elusión. (Programa de radio “Matices”, 3 de Febrero 2020).

¿O es que nuestras autoridades políticas lo que quieren es vender o dar en concesión a un pequeño grupo un gran negocio?

Recordemos los costarricenses que esta situación no es nueva ya que en la Administración Chinchilla Miranda, se propuso la concesión de la FANAL. Debemos entonces unir fuerzas para defender ante un grupo insaciable de riqueza que olvida el Bien Común.

 

Si le interesa recibir información diariamente:

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...