Lilliana Sánchez: La última encuesta del CIEP y la realidad nacional

Los estudios del CIEP-UCR periódicamente nos ofrecen datos invaluables para comprender la realidad del país, los cuales podemos cruzar con información sobre otras áreas, tales como empleo, producción y percepción del consumidor y poco a poco construimos un complicado "lego", que expuesto a factores externos, en este momento, nos dan panoramas poco claros y perspectivas de oleaje fuerte,

0

Lilliana Sánchez Bolaños., Politóloga (Msc.).

Rumbo equivocado: así consideran los ciudadanos en general el camino que ha tomado el país.

El desempleo, la desigualdad social, las diferencias salariales entre el sector público y privado, entre otras causas hacen ver que un 57% de los costarricenses, de acuerdo al último estudios realizado por el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP), consideran que el país no tiene el camino adecuado para la resolución de la problemática económica, política y social que se vive.

El gráfico sobre descontento nos ofrece interesantes datos respecto a cuáles son las principales razones y preocupaciones del ciudadano que relaciona con la vida política y gestión gubernamental.

La figura del Presidente:  Un 65% de los ciudadanos que perciben que el Presidente no está enfrentando de forma debida los retos que impone la sociedad. Esta percepción ha aumentado desde la evaluación realizada en Agosto del 2018, donde solamente un 36% de la población desaprobaba la gestión de Gobierno.

«Mientras la valoración negativa hacia el Presidente era de 36% en agosto 2018, esta aumentó a 65% un año después. Además, el apoyo ciudadano decreció del 35% hace un año a 21% en agosto 2019.» CIEP

 

 

 

 

 

Comunicación: Esta realidad no está exenta de culpabilidad por parte del Presidente y su gabinete quienes, no han logrado una verdadera estrategia de comunicación política sólida que realmente responda a los ciudadanos en diversos momentos.

Esta insatisfacción se ha mostrado en temas fundamentales tales como la reforma fiscal que no supieron exponer clara y sencillamente, así como el “olvido” de hacer saber el qué y el cómo de las acciones gubernamentales en temas claves como la respuesta al desempleo, el alto costo de la vida, etc.

«…el malestar se manifiesta, al inicio del segundo año de la Administración Alvarado en una mala evaluación del gobierno, en una pérdida generalizada de confianza en las instituciones y en una fuerte reprobación de la clase política y del presidente de la República.» CIEP

 

 

 

 

 

 

 

Además, el Gobierno no ha sabido explicar tampoco la dependencia de muchas de sus decisiones de lo que acontezca en la Asamblea Legislativa. El ciudadano común, el de “a pie” no entiende, porque nadie le ha explicado, con sencillas palabras, que el Presidente depende en muchísimas ocasiones de las decisiones de los Diputados. No entiende que para que grandes proyectos y préstamos internacionales puedan ser ejecutados el Presidente o su Ministro de la Presidencia deben de negociar con varias fracciones políticas.

A todo esto, el ambiente sindical, gremial y comunal permanece en una dinámica constante y permanente, a la defensa de sus intereses, la mayoría de las veces -desafortunadamente- por sobre la voluntad mayoritaria, siendo este otro flanco donde la gestión gubernamental ha demostrado debilidad, poca claridad y mucho menos visión a largo plazo.

Los estudios del CIEP-UCR periódicamente nos ofrecen datos invaluables para comprender la realidad del país, los cuales podemos cruzar con información sobre otras áreas, tales como empleo, producción y percepción del consumidor y poco a poco construimos un complicado «lego», que expuesto a factores externos, en este momento, nos dan panoramas poco claros y perspectivas de oleaje fuerte,

Días atrás hice un comentario en estos términos, el cual quiero utilizar de cierre e invitar a los lectores a descargar y leer el informe del CIEP para que cada quien pueda obtener sus propias conclusiones.

«Por si no fuera suficiente y para complicar más el panorama, vemos en el escenario internacional claras muestras de recesión en Europa y en nuestros mercados tradicionales, que si disminuyen sus compras, caerán nuestras exportaciones, afectando la producción encadenada a zonas franca y obviamente el empleo.»
La Revista

 

 


De la misma autora le podría interesar:

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...