Arturo Garro, Ingeniero en software. 

Hace varios meses Apple ha reconocido que en algunas de sus actualizaciones a los sistemas operativos, pone más lentos los teléfonos a propósito, alegando que las baterías se desgastan con el pasar de los años, para “obligar” a los usuarios a cambiar de teléfono. No entiendo por qué castigar la velocidad del procesador, por el desgaste de la batería. Si la batería retiene menos energía, lo que debería de sufrir es el tiempo entre cargas, no el procesador… pero bueno, no voy a discutir eso con los “ingenieros” de Apple.

Sin embargo, algo si es cierto, con el tiempo muchos teléfonos se ponen lentos. Y eso sucede no solo los iPhone.

Con el tiempo teléfonos se ponen lentos

¿Es esto normal? Pues parece que si. Pero el asunto es diferente. El software del sistema

operativo se va actualizando y se le van agregando nuevas funcionalidades, para hacer más fácil el uso del mismo. Pero estas funciones consumen poder de procesamiento, y en consecuencia ponen lentos a los procesadores antiguos, que necesitan esfozarse más para obtener los mismos resultados que un teléfono más nuevo. Hay muchas cosas que van haciendo más “inteligente” al sistema operativo, pero esa “inteligencia” implica que los procesadores sufran más.

Adicionalmente hay que agregar que las aplicaciones o apps se actualizan junto con los sistemas operativos. Por lo general, quieren aprovechar las ventajas de las nuevas funciones que traen los sistemas operativos. Esto hace que necesiten más procesamiento. Entonces entre ambos, ponen más y más lentos los teléfonos.

Otro problema muy común es que el espacio de almacenamiento se va llenando. En el peor de los casos, se llena de basura que van dejando las aplicaciones. Por ejemplo, archivos temporales que luego olvidan. Se van amontonando dejando poco espacio para que el sistema operativo pueda hacer sus cosas. En otros casos, son las fotografías, música, documentos, archivos de Whatsapp que también se van amontonando en el teléfono, compitiendo por espacio con el sistema operativo.

Si una tarjeta de memoria llega a sus límites de almacenamiento se pondrá un poco más lenta que de costumbre. Igual la memoria RAM, los programas van compitiendo por el espacio en la memoria, y cada programa intentará desalojar al otro. Cuando la memoria RAM se llena, también el teléfono sufrirá en su rendimiento.

Pero también el hardware tiene su parte de culpa. La batería se va degradando, mientras el procesador exigirá más energía, lo que hará que el tiempo entre cargas disminuya.

Aunque muchos recomiendan reinstalar el dispositivo de fábrica cada cierto tiempo, si tienes muchas apps instaladas, será cuestión de horas para que el teléfono vuelva a estar tan lento como antes.

Consejos para mejorar la velocidad

Para tratar de mantener el teléfono lo mejor posible hay que seguir estos puntos:

  • Mantener la mayor cantidad de espacio de almacenamiento disponible en tu dispositivo.
  • Instala la menor cantidad de apps que puedas.
  • Mantén esas apps lo más limpias que sea posible.
  • Actualiza tus apps y sistema operativo.
  • Trata de que la batería del teléfono esté siempre al 100%, manteniéndolo conectado la mayor parte del tiempo.
  • Reinicie o apague el teléfono cada cierto tiempo. Esto ayudará a liberar procesos que quedan en segundo plano, consumiendo memoria y procesador.
  • Cierra las aplicaciones que no estés usando.
  • Si el teléfono se calienta mucho, en ocasiones el procesador baja la velocidad. Deja que se enfríe un poco para recuperarla.
  • Ejecuta aplicaciones de limpieza de cuando en cuando. Ahora varios teléfonos tienen funciones de optimización preinstaladas que se encargan de limpiar archivos temporales y cerrar apps.
  • No instale apps de antivirus, “ahorradores de energía” o para aumentar la velocidad. La mayoría de las apps que se venden con esas características son falsas y producen el efecto contrario.

Y si su teléfono tiene más de 3 años y está lento… disculpe, pero ya es hora de que cambie de aparato, que cumplió con creces el tiempo destinado a la obsolescencia programada.