Luis Fernando Allen: Turismo rural auténtico y Turrialba

La crisis sanitaria-económica actual y el abandono de la zona por los políticos obliga a repensar en el cómo reactivar la actividad económica reforzando su vínculo con la tierra que nos permita generar un desarrollo sin exclusión haciendo de la zona un lugar atractivo para vivir, trabajar y visitar.

Luis Fernando Allen Forbes, Economista y Administrador de Empresas

El turismo rural es un tipo de actividad turística en el que la experiencia del visitante está relacionada con un amplio espectro de productos vinculados por lo general con las actividades de la naturaleza, la agricultura, las formas de vida y las culturas rurales, y la visita a lugares de interés.

La frase Ruralmente Autentico, se convierte en la razón de lucha para impulsar el turismo en la zona de Turrialba, implica que el hombre, mujer y familia rural son los custodios y garantes de la conservación de los espacios y especies, de la biodiversidad, del paisaje, y de las tradiciones y cultura.

Por ello, es fundamental que la sociedad reconozca el servicio que le aportan los hombres y mujeres que habitan en el medio rural, contribuyendo a mantenerlo económicamente y convirtiéndolo en una región de bienestar para todos.

La crisis sanitaria-económica actual y el abandono de la zona por los políticos obliga a repensar en el cómo reactivar la actividad económica reforzando su vínculo con la tierra que nos permita generar un desarrollo sin exclusión haciendo de la zona un lugar atractivo para vivir, trabajar y visitar.

Con el Turismo Rural y Comunitario, el turista tiene una participación dinámica en todas las actividades que experimente. No se trata de agentes pasivos a quienes se les atiende y punto. De lo que se trata es que el visitante ingrese durante su estadía en el círculo comunitario, en una relación social planificada, que le permita de manera directa y respetuosa conocer las costumbres locales.

El hospedaje aunque rústico, no carece de la comodidad que se merece todo turista. En la gran mayoría de los casos, son posadas de madera, con su baño privado y equipadas con colchones básicos, sábanas, almohadas, mosquiteros, jabones y toallas de baño. También existe el hospedaje en casas de familia para aquellos que quieren vivir más de cerca su interacción con los locales.

La alimentación se procura en la medida de lo posible, que sea un reflejo tanto de la gastronomía local, como de los vegetales y productos cosechados en la comunidad, porque esto demuestra que existen los encadenamientos productivos y que realmente toda la comunidad se está beneficiando de la actividad turística.

La frase Ruralmente Autentico encierra ejes temáticos significativos para incentivar el turismo, entre ellos: el histórico, los inmigrantes que participaron en la construcción de la línea férrea, y el gastronómico etc. La iniciativa “busca rescatar nuestra historia, nuestra esencia, nuestros olores, nuestros sabores.

Por último, el turismo rural constituye un aporte para la economía campesina, siempre y cuando esta actividad asimile la particularidad de este tipo específico de economía y se integre al modelo de subsistencia familiar del campesino, incorporando en ella a los componentes del núcleo familiar y contribuyendo, por lo menos parcialmente, a sus demandas de sobrevivencia.

 

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...