Luis París: La renuncia de Doña Laura

En principio, la desafiliación de la expresidenta debería producir la inmediata renuncia del Directorio Político y del Comité Ejecutivo en pleno. ¿Será mucho esperar? Veremos.

0

Luis París Chaverri, Ex Embajador.Luis Paris Chaverri

La decisión adoptada por Laura Chinchilla de renunciar al partido que la llevó a ejercer la presidencia de la República es un acto insólito y sorprendente que, sin duda, estremece los cimientos del Partido Liberación Nacional (PLN).

Personalmente considero que esta sacudida, esta llamada de atención llega tarde.

En artículos de opinión en la prensa nacional, desde hace muchos años he venido insistiendo en que el PLN debía reivindicarse en lo ético (con acciones disciplinarias ejemplarizantes) y renovarse en sus liderazgos (con la promoción de nuevas figuras), pero era evidente que la cúpula del partido nunca entendió los mensajes que el electorado le había enviado en los dos procesos electorales anteriores ni comprendió la actual realidad política del país.

Ya el escándalo relacionado con la construcción de la “trocha fronteriza”, en el último gobierno del PLN, había generado la percepción en la mayoría de los costarricenses de que la corrupción había permeado toda la estructura liberacionista.

Tal percepción fue fortalecida con la candidatura del expresidente Figueres, dado los cuestionamientos sobre su figura, justos o no, que habían deteriorado su imagen al punto de ser el personaje político peor valorado y por los escándalos con relación a varios alcaldes verdiblancos y al secretario general de la agrupación, todo lo cual contribuyó a sellar su tercera derrota consecutiva.

En principio, la desafiliación de la expresidenta debería producir la inmediata renuncia del Directorio Político y del Comité Ejecutivo en pleno. ¿Será mucho esperar? Veremos.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...