Luis Paulino Vargas: Amador debe renunciar

¿Cabía esperar que alguien, en un nivel jerárquico inferior al de Amador, estuviese dispuesto a contradecir su orden y mantener cerrada la carretera?

Luis Paulino Vargas Solís, Economista (Ph.D.)

Según ha admitido públicamente, en la mañana del sábado 17 de septiembre, el ministro de Transportes, Luis Amador, urgía a sus subalternos para que se apresurasen a limpiar el derrumbe que el día anterior había caído, y el cual mantenía cerrada la Carretera Interamericana, también conocida como ruta #1.
Su mensaje -abrir la carretera lo más pronto posible- fue perfectamente claro y no dejaba espacio a la interpretación.
Recordemos que hablamos de un ministro que públicamente reconoce ser un acosador laboral, según se desprende de sus reconocidas bravuconadas, cuando presumía de repartir chilillo, garrote y chuzo eléctrico para hacer que se cumplan sus órdenes. Lo cual es parte de esa campaña de injurias que él, así como el presidente Chaves y la diputada Cisneros, han lanzado contra lo que, de forma imprecisa y arbitraria, llaman “mandos medios”.
Conocidos esos antecedentes ¿cabía esperar que alguien, en un nivel jerárquico inferior al de Amador, estuviese dispuesto a contradecir su orden y mantener cerrada la carretera? Obviamente nadie querría verse aplastado por las furias combinadas de Chaves, Amador y Cisneros.
La tragedia ocurrió a las 4:30 p.m. El recuento es extremadamente doloroso, pero, en medio de tanta tristeza, también deja historias de heroísmo y solidaridad que enaltecen el espíritu humano.
En violento contraste con lo anterior, la actitud del ministro, y la del propio presidente, ha sido cobarde e irresponsable. Se han dedicado a buscar justificaciones a la desesperada y cargar las culpas sobre sus subalternos. Realmente horrible.
Ese señor debe renunciar.
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...