Luis Paulino Vargas: El “consumidor”

Lo cierto es que toda esa cháchara sobre “libre comercio” es pura dogmática ideológica. Un absurdo, sobre todo porque somos un país cuyo nivel de desarrollo está lejos del que desearíamos.

Luis Paulino Vargas Solís, Economista (Ph.D.)

Según alguna gente, la agricultura tradicional de producción de alimentos para el mercado interno no debería existir ¿La razón? El consumidor.

Y, en general, Costa Rica debería abstenerse de cualquier política cuyo fin fuese proteger y estimular la producción nacional, y que para ello optase por limitar de alguna forma el “libre comercio” ¿La razón? Nuevamente el consumidor.

Y no es que el proteccionismo sea necesariamente benéfico. Puede no serlo. Pero tampoco es cierto que el libre comercio sea necesariamente benéfico. A menudo no lo es. Pero para mejor entenderlo, hay que tener una visión de mediano y largo plazo, y no estrechamente cortoplacista, y considerar factores políticos, económicos, sociales y culturales, y no solamente economicistas.

La contabilidad que se limita a comparar pérdidas y ganancias inmediatas con base en los precios de mercado, puede conducir a resultados que en un plazo un poco más largo resulten muy perjudiciales. Por ejemplo: el desempleo al que se podría dar lugar, tendría costos humanos muy altos y consecuencias sociales y políticas indeseables, potencialmente explosivas. Nada de eso se corregirá fácilmente, y las heridas que se abran podrían no sanar en muchísimo tiempo.

Pero, además, ¿cómo ignorar las lecciones que la historia ha dejado? En general, ningún país que ha logrado un desarrollo capitalista exitoso, lo hizo con base en el libre comercio irrestricto. Siempre hubo dosis variables, y muy pragmáticas, de proteccionismo y apertura comercial.

Lo cierto es que toda esa cháchara sobre “libre comercio” es pura dogmática ideológica. Un absurdo, sobre todo porque somos un país cuyo nivel de desarrollo está lejos del que desearíamos.

¿Y el consumidor? Bueno, para que una persona consuma, primero ha de tener un ingreso. Y la gente sin empleo no lo tiene. O lo tiene muy bajo, si su empleo es de muy baja calidad. No debería entonces hablarse del “consumidor” sin antes hablar de empleos.

Excepto que usted sea un banquero, ya que en tal caso usted demostrará su noble corazón ofreciendo tasas de interés del 60% para “ayudar” a que las personas pobres puedan ser consumidoras.

 

Si le interesa recibir información diariamente:


Luis Paulino Vargas, (Dr).
Es economista, profesor y catedrático universitario, es Director del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) de la UNED. Autor de 12 libros y ganador del premio Aquileo Echeverría
Blog Soñar con los pies en la tierra

 

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...