Luis Paulino Vargas: El “más peor” (Fabricio) me obligó a apoyar al “peor” (Carlos)

El “peor” resultó como yo esperaba pero, la verdad, superó mis expectativas: mucho más neoliberal en lo económico y mucho más laxo en lo ético.

0

Luis Paulino Vargas Solís, Economista (Ph.D).

Durante la campaña electoral correspondiente a la segunda ronda y que culminó el 1º de abril de 2018, yo le aposté a Carlos Alvarado. Pero lo hice con plena conciencia de lo que ello implicaba.

El “más peor” (Fabricio) me obligó a apoyar al “peor” (Carlos). Por su ataque virulento contra las minorías sexualmente diversas y contra los derechos de las mujeres, y por la peligrosa negación que su ideología fundamentalista representa respecto de los mejores valores de la modernidad: república, democracia y derechos humanos.

Las apuestas de ambos eran clarísimas: alrededor de uno y otro se distribuyeron –más o menos mitad y mitad– toda ese ejército de oportunistas y depredadores de la política, gestados en la matriz bipartidista PLN-PUSC, y luego repartidos bajo diversas banderas.

El “peor” resultó como yo esperaba pero, la verdad, superó mis expectativas: mucho más neoliberal en lo económico y mucho más laxo en lo ético. Y quizá por ello mismo bastante más autoritario de lo que nadie anticipó.

Por ello estoy en la acera de la oposición ciudadana. No por gusto sino por obligación. Y si del fundamentalismo religioso se trata, aquí el que le hace el juego es Carlos Alvarado, precisamente por el carácter involutivo y retrógrado de su gobierno.

 

Luis Paulino Vargas
El autor de formación en sociología, ciencias políticas y economía, es Director Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE-UNED) y Presidente Movimiento Diversidad Abelardo Araya. Recibió el Premio Nacional Aquileo Echevarría.

Del mismo autor le podría interesar:

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...