Luis Paulino Vargas: Que se prohíba la luz del sol

Así es: el fanatismo fácilmente deviene locura, estupidez y ridículo. Pero además es peligroso: difunde el odio y alimenta la violencia.

Los colores del arcoíris son siete: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta, presentando tres colores primarios, dos secundarios y dos terciarios. … En un arcoíris, las gotas de agua actúan como prismas y es esta la razón por la cual se crea este efecto óptico

Luis Paulino Vargas Solís, Economista (Ph.

Muy tenue es el límite entre fanatismo y locura; entre fanatismo y estupidez; entre fanatismo y ridículo. Lo digo sin ánimo de molestar, ni mucho menos ofender, a nadie. Simplemente es así, y hay que decirlo.

Una vez más lo ratificamos, cuando unos fanáticos religiosos salen vociferando contra la banda municipal de Zarcero, porque llevaban “la bandera de los homosexuales”.

Pudo ser una referencia a los colores del papagayo o lapa, como mi amigo Denys Villalobos lo hizo ver. Pero pudo estar relacionada también con otras cosas. La wiphala de los pueblos indígenas andinos, por ejemplo.

Los colores de la bandera gay en sus orígenes eran rosa, rojo, naranja, amarillo, verde, turquesa, añil y violeta, que representaban respectivamente la sexualidad, la vida, la salud, el sol, la naturaleza, el arte, la armonía y el espíritu.

Son los colores de la naturaleza: están en las flores y en las aves y en los peces. En el cielo cuando amanece y al atardecer. En el colorido exuberante, gozoso de erotismo, de los árboles en pleno estío de marzo y abril. Y en el arcoíris, desde luego.

No lo olvidemos: son los colores que la luz del sol nos trae.

¿Qué van a hacer estos fanáticos religiosos? ¿Se van a pelear contra la naturaleza? ¿Le van a prohibir sus colores y le van a imponer el gris carcelario en el que pretenden aprisionar la riqueza de lo humano?

Así es: el fanatismo fácilmente deviene locura, estupidez y ridículo. Pero además es peligroso: difunde el odio y alimenta la violencia.

Y si fueren los colores de la bandera de las diversidades sexuales, pues en buena hora se homenajeen los derechos humanos, y la democracia, el respeto y el pluralismo, y se celebre la paleta variopinta que enriquece nuestra humanidad.

 

 

Si le interesa recibir información diariamente:

 

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...