Luis Paulino Vargas Solís: El dólar y los milagros de San Rodrigo Chaves

Luis Paulino Vargas Solís, Economista.

¿Es sostenible la idea -expresada por el presidente Chaves- según la cual la baja del dólar posiblemente sería resultado de una elevación de la productividad? Ya que él omitió hacerlo, trataré de explicar cuál es la idea detrás de ese planteamiento: la mayor productividad de que habla Chaves, implicaría que la economía es más competitiva, lo cual, a su vez, daría lugar a excedentes en nuestros intercambios comerciales con el resto del mundo. De ahí surgiría una gran abundancia de dólares, y, en consecuencia, la caída del precio de esa divisa.

De ser eso correcto, ello implicaría que la economía costarricense elevó su productividad y su competitividad a partir de julio de 2022. Y lo habría hecho de forma repentina y milagrosa, puesto que, hasta finales de junio de ese año, ocurría lo contrario: el dólar subía, lo cual, de acuerdo con la forma de razonar del presidente, sería expresión de insuficientes niveles de productividad y baja competitividad.

A Chaves le convendría que le creamos, ya que eso le daría razones para llegar y decirnos: “¡¡yo soy el santo que hizo ese milagro!!”. Pero mejor pongámonos serios y hagamos la demagogia a un lado: esa hipótesis es totalmente inverosímil.

Para empezar, los datos de la balanza de pagos -en la que se registran los vínculos comerciales y financieros con el resto del mundo- no respaldan esa idea. En el segundo semestre de 2022 -cuando el “milagro” empezó a manifestarse- el comercio de bienes y servicios (cuenta corriente de la balanza de pagos) registró un déficit cercano a los $1.300 millones, y todavía durante los primeros tres trimestres de 2023, ese déficit anduvo en los alrededores de $580 millones.

Veamos otros aspectos del razonamiento del presidente. Dice este: “si la economía es más productiva (y, por lo tanto, más competitiva), lo que corresponde es ayudarles a los diversos sectores a adaptarse a esa nueva condición”. O sea: en medio de “tanta” competitividad, habría sectores menos competitivos ¿Cuáles son esos sectores?

Y aquí se cuelan las contradicciones. Veamos: si la economía es más productiva es porque los diversos sectores son más productivos. Si es más competitiva es porque esos sectores también son más competitivos ¿O acaso no es un oxímoron imaginar una economía competitiva donde sus diversos sectores no son competitivos? Claro, algunos de esos sectores podrían quedarse rezagados, pero el caso es que incluso zonas francas y turismo -por excelencia las dos actividades más competitivas- están quejándose amargamente por el efecto negativo que el dólar barato les ocasiona ¿Es a las zonas francas y al turismo a las que Chaves quiere “ayudarles” para se adapten a las “realidades” de una presunta mayor competitividad?

Pongámoslo de esta otra forma: a finales de junio de 2022, cuando el dólar subía hasta llegar arriba de los ₡690, las reservas netas en moneda extranjera del Banco Central estaban en los alrededores de $6.200 millones. De ahí en adelante, empezó el abaratamiento del dólar. Seis meses después, al finalizar 2022, esas reservas ya habían sobrepasado los $8.500 millones. Un año después, al concluir 2023, superaban los $13.200 millones. Tan solo un mes después, a fines de enero de 2024, ya se habían encumbrado por encima de $14.200 millones. En dos años y siete meses, las reservas aumentaron un 129%, mientras el precio del dólar caía -25%.

Eso no es ningún “milagro” de la productividad, como quiere hacerlo creer Chaves. En economía, milagros de ese tipo no existen. Lo que sí existen -y la historia aporta muchos ejemplos- son anomalías originadas en movimientos especulativos, de orígenes más o menos oscuros y sospechosos, generalmente insostenibles.

A Chaves y sus autoridades económicas les gana el cortoplacismo politiquero e irresponsable: se niegan a reconocer que esto tiene el todo el aspecto de ser una burbuja que en cualquier momento podría estallar. Parafraseando al economista estadounidense Robert J. Shiller: es una situación de “exuberancia irracional”.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...