Luis Paulino Vargas Solís, Economista.

Con más o menos frecuencia me topó en Twitter con publicaciones de algunos de esos llamados “libertarios” (y alguna que otra “libertaria”), incluyendo cierto conocido político. El simplismo de sus ideas, me hace pensar que esa red social les proporciona el ambiente ideal: cuando todo se reduce a lo que antes llamábamos un telegrama, dos o tres frases sueltas, sin ninguna elaboración ni exigencia.

La fórmula es sencillísima: reducir impuestos, privatizar y privatizar. Y si no se pudiera hacer desaparecer del todo al sector público, este debería quedar reducido al minimun minimorum.

Las afirmaciones se lanzan con la más absoluta despreocupación. No digamos que vacías de teoría, cuando, sobre todo, vacías de historia. Cierto que existe alguna teoría que podría invocarse en apoyo de esas ideas. Lo malo es que es una teoría asentada en premisas totalmente irreales, y la cual ha recibido críticas devastadoras. Es solo una gimnasia mental, o, quizá, como un videojuego. El mundo real anda totalmente por otro lado.

Pero, sobre todo, habría que decir que nada en la historia de la humanidad, respalda tales disparates. Por ejemplo: esa gente parece creer en serio que el Estado es solo un engendro diabólico, fruto de la mente calenturienta de alguna gente mala. Lo cual le da a su planteamiento un tono completamente normativo: jamás estudian bajo qué condiciones y en respuesta a qué circunstancias surge el Estado, sino que se limitan a lanzar juicios morales condenatorios.

Y siendo que, sin titubeos ni matices, esas personas idolatran al capitalismo, es curioso que todavía no se hayan enterado que no existe una sola experiencia de desarrollo capitalista exitosa, en las que el respectivo Estado no haya jugado un papel clave.

En fin, que dichosamente hay libertad de expresión, gracias a lo cual estos personajes pueden concederse el placer masturbatorio de decir lo que dicen. Que ninguna mejor razón pueden invocar a favor de las tonterías que expresan.

#libertarios #Neoliberalismo #Dogmatismo

Luis Paulino Vargas Solis

Por Luis Paulino Vargas Solis

Economista, investigador independiente jubilado.