Luis Paulino Vargas: Acerca del precio del arroz

La liberalización de la importación del arroz, que es la ruta elegida, no mejorará el precio por la sencilla razón de que, al desregular el mercado, entrega todo el poder en manos del oligopolio importador. Una vez que hayan destruido la producción nacional, impondrá los márgenes de comercialización que mejor le convengan.

Luis Paulino Vargas Solís, Economista (Ph.D.)

En marzo de 2010, y para la calidad 80/20, regía un precio de ₡692 por kilogramo. En marzo de 2022, se sitúa en ₡703 por kilogramo. Vale decir: un incremento de 1,6% al cabo de 12 años.
En ese mismo lapso (marzo 2010-marzo 2022), la inflación total acumulada (medida por el Índice de Precios al Consumidor, IPC), fue de 39,5%. Si el precio del arroz se hubiese ajustado en la misma proporción, el precio actual no sería ₡703 por kilo, sino ₡965.
Dicho de otra forma: relativamente a la evolución general de los precios en Costa Rica, el precio del arroz es hoy un 27% más barato de lo que era en 2010.
Es importante comprender que los mecanismos institucionalizados que rigen el precio del arroz, han sido diseñados para tratar de equilibrar diversos intereses: los de las agroindustrias, los de la pequeña y mediana producción y los de la población consumidora. Cuando la producción nacional no logra cubrir la demanda, se declara desabasto y las empresas agroindustriales pueden importar arroz con arancel cero, pero están obligadas a comprar cantidades iguales a los productores nacionales. El precio que luego se establezca es un promedio, que pondera los precios internacionales con los precios locales, de forma que se balanceen las ganancias para las agroindustrias, con las que reciban las familias productoras y las familias consumidoras.
La productividad por hectárea sembrada de arroz ha venido mejorando, pero no tanto como sería deseable. Entre 2011 y 2018 aumentó un 24%. Se requiere mucho más, para lo cual la producción pequeña y mediana necesita organizarse, recibir crédito, capacitación y asesoría, e invertir para mejorar tecnologías productivas. Se podría lograr, si hubiese el compromiso político necesario.
La liberalización de la importación del arroz, que es la ruta elegida, no mejorará el precio por la sencilla razón de que, al desregular el mercado, entrega todo el poder en manos del oligopolio importador. Una vez que hayan destruido la producción nacional, impondrá los márgenes de comercialización que mejor le convengan.
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...