Luis Paulino Vargas: Los salarios de ministras y ministros

Desde el punto de vista político, Chaves demuestra tener el tacto que tendría un párvulo de kindergarten ¿A quién se le ocurre sacar este tema justo en este momento? Pero, bueno, el hombre prendió la pradera, a ver cómo logra controlar el incendio.

Luis Paulino Vargas Solís, Economista (Ph.D.)

Tiene razón el presidente Chaves: hasta ridículo resulta que se pague un salario base de ₡1,3 millones, a una persona que se desempeña en un puesto que comporta tan elevadas exigencias y responsabilidades. Claro, habría que ver cuánto se paga en especie (auto discrecional, celular, etc.), pero sobre eso, el presidente prefirió guardar prudente silencio.
Lo importante aquí va por otro lado. Yo lo resumiría así:
  1. El absurdo de las reglas fijas: la medida pudo tener sentido en aquel momento -gobierno de Laura Chinchilla- pero el tiempo se encargaría -como en efecto lo hizo- de convertirla en un adefesio irracional. Habría de ser así, puesto que, con el paso de los años, la inflación acumulada convertiría en humo el poder adquisitivo de esas remuneraciones. La realidad es dinámica y cambiante, por eso las normas rígidas son un grave error: inmovilizan y paralizan, cuando todo alrededor fluye y cambia. Es la misma idiotez que subyace a la regla fiscal, de la que tan enamorado dice estar el presidente Chaves.
  2. Tan enamorado, sí, excepto si se trata de sus ministros y ministras. Ahí el corazoncito del presidente se conmueve, para violentar, sin contemplaciones, tan sagrada (y estúpida) regla. El sacrificio que Chaves está dispuesto a imponerle a comedores escolares, vivienda popular, guarderías infantiles o parques nacionales, no quiere hacerlo extensivo a su gabinete ministerial.
  3. El momento es oportuno para preguntarse: ¿tiene sentido el congelamiento salarial indefinido que la misma regla fiscal impone a trabajadores y trabajadoras del sector público? Un congelamiento que podría extenderse por 10, 12, 15 o más años, y que implicaría la total pauperización del funcionariado público ¿Será que el presidente Chaves tiene algo que decir sobre esto?
  4. Y, a propósito, ¿cuál es la política salarial que Chaves propone para el sector privado? Si con tanta presteza ha querido recuperar el poder adquisitivo de sus ministros y ministras ¿hará otro tanto con los hogares de clase trabajadora?
  5. Desde el punto de vista político, Chaves demuestra tener el tacto que tendría un párvulo de kindergarten ¿A quién se le ocurre sacar este tema justo en este momento? Pero, bueno, el hombre prendió la pradera, a ver cómo logra controlar el incendio.
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...