Luissiana Naranjo Abarca.

Creo y no creo 

Nuestros conceptos nacen por ideas o idealismos; de forma individual o
social; en retórica o por academicismo; luego rebotamos en opiniones, a la
par las construimos como un juicio, una sentencia, una premura; y de último,
como nuestra única verdad.

Me libero de ello. No tengo verdades absolutas más que de ser dueña de las mías y en este preciso momento donde digito mis palabras conversas de ideas.

Más tarde no lo sé, puede que piense distinto y me revierta a leñazos
fundamentalistas o simplemente dejen de latir. Nadie maniobra su después,
creemos tener ese poderío, pero solo reforzamos el futuro; “por si las
moscas” nos aseguramos de éste, con nuestras decisiones presentes.

Pero, en fin, eso me da la autonomía de escribir lo que pienso con decencia o atrevimiento. Por supuesto, a partir de mi propia vida, no de la suya, no la de mi patria, o del color de mi piel.

Sí, a partir de mi existencia, que es distinta a la de todos, digo, a la del perro de mi casa y a la paloma que no deja de chillar o predestinar la muerte en el vecindario. Todos tienen su latido impar, su única manera de exhalar y preconcebir su alrededor. Esa es la libertad que defiendo.

No importan las celdas de su dominio externo, las ataduras de su cuerpo;
aún sus restregados conceptos impuestos por las escuelitas de papá y mamá, de la calle, de la iglesia, de la universidad, de su partido…

Es esa libertad -donde a pesar de todas las imposiciones-, podamos
adentrarnos y decidir qué creer; teniendo la opción de cambiarlas, las veces que te nos dé la gana.

Yo he creído… y dejado de creer muchas veces.

Les comparto algunos de mis credos y apostasías.

creo Y no creo en el socialismo

creo Y no creo en la democracia

creo Y no creo en el capitalismo

creo Y no creo en la ciencia

creo Y no creo en Dios

creo Y no creo en la palabra

creo Y no creo en el amor

creo Y creo en mi misma.

 

Avatar

Por Luissiana Naranjo Abarca

Luissiana Naranjo Abarca Tiene una Maestría en Administración Educativa. Estudios de Periodismo y Arte. Ha sido promotora cultural, y tallerista de diversos grupos con sentido social y humano en círculos, con jóvenes y mujeres con alto riesgo social, pacientes de cáncer, grupos generacionales, entre otros. Trabaja como editora y escritora de textos educativos y como docente en la Universidad Independiente de Costa Rica.