Lula da Silva recibe un nuevo revés judicial

0

VOA.

Luis Inácio Lula da Silva recibió un nuevo revés cuando una corte brasileña ratificó una condena por corrupción y lavado de dinero contra él, aunque por el momento su libertad no está en peligro.

En una decisión unánime, los tres jueces del tribunal regional de la cuarta región, en Porto Alegre, confirmaron la sentencia por delitos relacionados con beneficios ilegales obtenidos con la reparación de una finca en Atibaia, Sao Paulo, presuntamente pagadas por las empresas constructoras Odebrecht y OAS.

De acuerdo con la justiciar brasileña, las empresas mejoraron el inmueble frecuentado por Lula con obras por cerca de 250.000 dólares a cambio de contratos con la petrolera Petrobras.

En febrero Lula fue condenado a 12 años y 11 meses de prisión por una jueza de primera instancia. Pese a que su defensa había pedido la anulación de la condena, amparados en un reciente fallo del Tribunal Supremo, los magistrados confirmaron los delitos y además decidieron elevar la pena a 17 años y un mes de prisión.

El abogado del expresidente, Cristiano Zanin, consideró que hubo una falta de “imparcialidad” durante el proceso en primera instancia, conducido en parte por Sergio Moro, el exjuez que devino ministro de Justicia cuando fue elegido presidente Jair Bolsonaro, un ferviente opositor al Partido de los Trabajadores (PT) de Lula.

“Ese hecho es suficiente para mostrar toda la actuación política que norteó la conducción de este proceso”, dijo Zanin.

Sin embargo, ninguno de los jueces dio lugar al pedido de nulidad.

“Infelizmente, la responsabilidad del expresidente es bastante elevada (en el caso de corrupción), porque ocupaba el grado máximo de dirigente de la nación brasileña”, consideró el juez João Gebran Neto, uno de los tres magistrados del tribunal. “No hay ninguna nulidad”.

El fallo del miércoles, emitido en segunda instancia, no afectará la situación inmediata del líder del Partido de los Trabajadores, quien recuperó la libertad el 8 de noviembre. Sin embargo, es un paso más hacia la eventual confirmación definitiva de la condena que lo podría conducir nuevamente a la cárcel.

El político de 74 años, líder del izquierdista PT que gobernó Brasil entre 2003 y 2016, ha negado haber cometido algún tipo de delito, y dice ser víctima de persecución política.

“Voy a vencer en cada proceso contra mí desenmascarando sus mentiras. Mi inocencia está probada. Ellos no tienen pruebas, tienen una tesis: Lula no puede permanecer libre”, tuiteó el expresidente mientras el primero de los jueces emitía su voto.

Lula no concurrió al juzgado y acompañó la sesión desde Sao Paulo.

El expresidente fue liberado recientemente tras de haber cumplido un año y siete meses de prisión en Curitiba por otro proceso por corrupción, beneficiado por un fallo de la Corte que determinó que un reo sólo puede ser condenado una vez que se agoten todas las instancias de apelación.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...