Luz en la burbuja

0

Carlos Francisco Echeverría. 

Como muchas otras personas, Diego Delfino se preocupa porque en Facebook, entre el famoso algoritmo y nuestras propias predilecciones, nos vamos metiendo en una burbuja en la que sólo escuchamos a quienes piensan como nosotros.

Creo que eso, además de ser inevitable, en realidad no es tan malo. No lo es porque el universo de las ideas es muy complejo, y aún entre quienes piensan o sienten parecido hay muchas variaciones y divergencias.

En ese rico escenario todos podemos aprender unos de otros, siempre y cuando compartamos al menos algunos principios. Uno no puede aprender de personas con principios muy diferentes.

Tampoco puede cambiar a esas personas si son, por ejemplo, racistas, machistas, o cualquier otra cosa que esté muy lejos de nuestros valores. En cambio, sí puede fortalecer y enriquecer la perspectiva de quienes los comparten. Eso se logra no limitándose a opinar, sino transmitiendo información útil o novedosa, analizando temas con serenidad, propiciando la reflexión.

Aportando cada día un poco más de luz en nuestra burbuja. No hay que olvidar que las burbujas son muchísimas y que se comunican unas con otras, y de ese modo la luz puede expandirse , gradualmente, hasta mucho más allá de nuestro pequeño universo personal.

No seamos receptores pasivos en nuestra burbuja. Tratemos de aportar siempre un poco más de luz.

Comentarios

Cargando...