Macarena Barahona: Recordando a Jairo Mora Sandoval

Un joven como Jairo Mora no solo defendió las tortugas baulas, las loras, las verdes, defendió su provincia, su dignidad y la de todos

0

Macarena Barahona Riera, Poeta y catedrática de la Universidad de Costa Rica.

El 31 de mayo se  conmemora el fatal secuestro y asesinato del joven  costarricense, Jairo Mora Sandoval.

Habrá un antes y un después de este asesinato en nuestro país y en el mundo.

La muerte de un  joven ,   –como sabemos todos-  nacido en Gandoca, tierra  de nuestro Caribe Sur,  que ha sido marginada de las políticas de desarrollo social y económica de los gobiernos, será el símbolo del dolor y el compromiso de todos aquellos que valoramos nuestra patria por su naturaleza y sus habitantes.

Jairo Mora es de los costarricenses mejores que ha dado esta nación. Pese a crecer en una comunidad pequeña, es una comunidad  solidaria y consciente de su liderazgo y compromiso con su naturaleza. Ellos son los primeros en cuidar y defender su patrimonio natural y marítimo. Defienden las tortugas  baulas, las verdes, las loras, la carey,  defienden El Refugio y los niños crecen así, comprendiendo que la naturaleza somos todos. Tierra, mar, tortugas y humanos.

Así como  vivió este joven:   la pasión, el compromiso, la superación personal, el amor y el valor. Esa forma de vida nos la a heredado a todos.

La  herencia  de Jairo es  para todos.

La juventud costarricense no es domesticable, ni por los narcos- que quieren tener a la juventud drogada y amedrentada, ni por un sistema   atrofiado y corrupto, donde  las instituciones  defienden los intereses políticos y económicos de unos pocos, abandonan los derechos de las comunidades y de los y las  costarricenses, a la impunidad de la violencia del delincuente y mercenario, que libremente trasiega por nuestras costas del Pacifico y del Caribe.

La violencia de los asesinos, la  violencia política de la indolencia y la omisión, la violencia de la falta de ética y compromiso.

Este es nuestro país, esta es la lucha que damos, contra ellos.  Así como Jairo  Mora, hay muchos jóvenes y adultos que debemos luchar, contra esta impunidad, contra los que quieren destazar a nuestras tortugas,  contra los que roban los huevos,  contra los que cercenan   nuestros tiburones, contra   los que quieren vender los parques nacionales, contra las trasnacionales y sus  testaferros.

Este antes y después del asesinato de Jairo Mora Sandoval. Un compromiso de organizaciones ecologistas, de ciudadanos y del sistema judicial y político.

La lucha de Jairo fue en defensa de la vida, de nuestra dignidad y soberanía, las tortugas serán nuestro símbolo .

Los asesinos quisieron silenciar a la juventud, silenciar la dignidad y el valor de la vida,  aún considero que los asesinos intelectuales siguen impunes, los desaciertos de nuestros gobiernos para las necesidades de la provincia de Limón sigue aumentando la desigualdad, el desastre ecológico y social . ¿Racismo de estado, apartheid costarricense, política Nacional de destrucción de instituciones nacionales, para qué? Para aumentar la pobreza, la destrucción de la naturaleza y el abandono de su gente. Un joven como Jairo Mora no solo defendió las tortugas baulas, las loras, las verdes, defendió su provincia, su dignidad y la de todos.

 

De la misma autora le podría interesar:

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...