Magistrados: ¿deben ser electos por la Asamblea Legislativa?

Creo que el nombramiento de magistrados ya no debe estar en la Asamblea Legislativa

0

Walter Coto MolinaAbogado (Dr.).

El pasado domingo ví en TV una entrevista en el programa de don Claudio Alpizar, donde estaban dos distinguidas personas, me refiero a don Fernando Cruz nuevo Presidente de la Corte Suprema de Justicia, y el Dr Manrique Jiménez.

En el tema de la elección de Magistrados todos incluyendo el conductor, coincidieron en que los diputados eligen muchas veces a los Magistrados especialmente de la Sala IV y de la Sala Tercera, pensando en que de repente pueden pasar por ahí asuntos ligados a sus interés personales y políticos.

Sin embargo,lo curioso es que los tres se pronunciaron a pesar de esa circunstancia, en mantener el nombramiento de los Magistrados en el seno de la Asamblea Legislativa.

Respeto esa opinión, pero no la comparto.

Yo tengo otro criterio.

Creo que el nombramiento de magistrados ya no debe estar en la Asamblea Legislativa, precisamente por los intereses que ellos mencionaron. No debe ser la Asamblea la que siga nombrando magistrados.

Con relación al Poder Judicial hay que plantear una nueva organización.

En mi criterio, el Poder Judicial debe romper con su visión centralista, y además estar compuesto solamente por:

a) La Corte de Justicia,
b) El Tribunal Constitucional o Sala.
c) El Consejo Administrativo, y
d) los tribunales contemplados en la ley orgánica.

La Corte debe tener solo 13 Magistrados y 5 suplentes, suficientes, pues los magistrados no deben tener ya funciones administrativas , solo jurisdiccionales.

Es decir, deben ser nombrados para resolver , no para administrar.

Tendrán un período de nombramiento máximo de 16 años, y deben ser mayores de 45 años.

Deben ser nombrados por el Consejo Administrativo mediante concurso público.

Una vez que se tenga el nombre o la lista de los seleccionados en el concurso, se publicarán el o los nombres, para que la ciudadanía se pronuncie en un período de 15 días hábiles sobre los seleccionados.
Vencido el plazo sin cuestionamientos fundados, se hará el nombramiento definitivo.

De ese modo, se implanta un sistema de mayor idoneidad técnica, y se refuerza el control ciudadano sobre los concursantes, y al ser nombrados por el Consejo Administrativo se despolitiza el nombramiento.

El Consejo Administrativo que nombra estará compuesto por cinco miembros, tres miembros ajenos al Poder Judicial, que serían un representante del Colegio de abogados, y dos elegidos por el Consejo de rectores de las universidades públicas provenientes de las Escuelas de Administración. Los otros dos serán electos por la Corte.

La Fiscalía General hay que sacarla del Poder Judicial, no debe depender de la Corte.

A la Fiscalía hay que darle autonomía constitucional con plenas garantías para ejercer el cargo.

Por tanto no debe estar sometida ni al Poder Judicial ni al Poder Político.

Tiene que tener absoluta libertad y garantías para acusar a quien sea sin que se sienta intimidada por ningún poder.

Estas son algunas ideas contenidas en mi libro llamado «Organizar el país de manera diferente «.

El autor es Abogado, catedrático, ha sido Diputado y Presidente de la Asamblea Legislativa.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...