Marianella Sáenz Mora: Poesía

Mujer en marzo - Esencia

Marianella Sáenz Mora.

 

Mujer en marzo

 

Todo coincidió aquella noche

en que la magia de una hermana

convertida en brisa,

nos reunió a todas bajo la luna de marzo,

a celebrar nuestra naturaleza de orbes infinitos.

Ella, también descendió los techos

para abrazarnos el alma

y besar con su frío aliento nuestras frentes

para despertar así cada uno

de los múltiples fragmentos que somos

en la complejidad de lo perfecto.

Nos descubrió inmensas,

pues somos universos,

guardianas mágicas

poseedoras de la gracia

la contradicción y la fortaleza.

Hubo abrazos…

y es que sin proponérnoslo

repetíamos en el rito antiguo del encuentro

el aquelarre de los ojos,

el contacto de las manos,

y la hondura del pecho

florecida de sangre y de palabras.

Coincidimos,

ahora más que nunca somos una

en la convocatoria de la sororidad

en el fierro de la vida que nos marca distintas

pero unidas en la voluptuosidad de la noche

donde todas fuimos puentes, andamios y risas

unidas, haciendo historia.

 

 

Esencia

 

Así se gestó,

como un enigma

desde las entrañas oscuras

con los brazos alrededor de sus rodillas

y el cabello flotando apenas

en el salitre ínfimo de su estancia.

Sin plumas hermosas

sin escamas brillantes

sin grandes máquinas para surcar las humedades/ aguas:

abajo agua

arriba cielo

en medio sólo su útero de mar

para replicar su esencia.

Así,

mujer nada más,

como una,

como todas

poderosa y frágil

con el alma de mangle,

las raíces expuestas

y los brazos tratando de llegar al sol.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...