Mario Ramírez Granados: Arte que libera, arte que construye

Iniciativa de la Revista y Palabras Viajeras

0

Mario Ramírez Granados.

Hubo una vez un gigante, que en un acto de vanidad se encerró en torno a sí mismo, levantando barreras que impedían que sus vecinos tuviesen acceso a su jardín.  Las flores ante este gesto de miseria, propio de un corazón duro, se entristecieron y aquel jardín languideció, hasta convertirse en un lugar donde solo podía el invierno.  Un largo invierno que amargaba aún más el corazón del gigante, hasta que un gesto lo salvó: el canto de una avecilla. Un canto tan dulce que parecía el de los mismos ángeles.

El arte es como esa avecilla que describía Oscar Wilde, que en su humildad tiene la posibilidad de liberarnos de nuestras propias cadenas. Por eso,   en momentos en que otros levantan muros, poder derribar barreras físicas y mentales se vuelve necesario y   los esfuerzos como difundir la Poesía no solo se vuelven urgentes, sino necesarios.

El día 7 de marzo decidimos hacer historia y permitir que las voces de nuestras poetas iluminaran la noche, conmemorando el Día Internacional de la Mujer. Un esfuerzo que nuestro público retribuyó generosamente a partir de las descargas en nuestras distintas plataformas y que como medio queremos agradecerles.

Conscientes  del papel  del arte  como  un  herramienta  terapéutica en tiempos  de crisis  y como  un instrumento  para el cambio social  y cultural,  hemos decidido  continuar la colaboración  con Palabras  Viajeras y  seguir  ofreciendo  propuestas  culturales  novedosas.

Nuestra  propuesta  incluye abrir nuestras  páginas  en forma permanente  a las voces  de  Palabras Viajeras  y permitir  que sus  voces, como dulces trinos cultiven  el espíritu de nuestros lectores.  Esto incluye compartir poesía, y compartir sus pensamientos.

Nuestros esfuerzos conjuntos incluyen acercar además, seguir acercando a la gente a actividades accesibles. Por eso continuaremos con los recitales virtuales, buscando conmemorar de manera creativa efemérides y a la vez, ir introduciendo un cambio cultural.

Parte de ese cambio consiste en que  la  gente pueda descubrir la magia de las palabras que se encuentra en la Poesía, y sobre todo  que no se trata de un arcano accesible solo a  algunos, sino que la Poesía está al alcance de todos.

Introducir  el cambio significa  alumbrar la historia  y recuperar  las voces y las gestas  de las poetas que en su momento  no contaron  tal vez con suficientes  reflectores  para  que  su poesía  pudiese  iluminar al pueblo.  Voces  y talentos  tan hermosos, que no merecen estar  escondidos, sino que más  bien  levantarse de un olvido  y poder  abrir sus  alas, y como  la  gentil avecilla de Oscar Wilde,  gestar  el cambio con sus  trinos.

Introducir el cambio supone además darle espacio a nuevas voces y a generaciones, tener la posibilidad de escuchar sus temas y sus preocupaciones y construir juntos la Esperanza. Una esperanza  que no está  lejos, sino  en las manos,  las voces y el esfuerzo  cotidiano de las gentes, sea  desde la  aula universitaria, sea desde los  lugares  más  humildes.

En este esfuerzo, esperamos seguir sumando artes,  pues  la  Música  y  las  voces que se asoman  en las  pinceles y las forjas merecen  sumarse  en esta construcción.  Desde los espacios  de  la Revista  y Palabras  Viajeras abrimos  nuestras  puertas y nuestras manos, y  esperamos  seguir  acercando  a más  gente  en este proceso.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box