Marjorie Ross: Hablemos del gallopinto

0

Marjorie RossEscritora y periodista. 

Voy a adelantar algunos puntos de mi pensamiento sobre este tema, a efecto de tener base para dialogar sobre uno de nuestros platillos emblemáticos.

Anímense a hablar de sus preferencias, de sus recetas, de sus anécdotas e historias.

La cocina, como todo fenómeno cultural, es algo muy dinámico, que va cambiando con el tiempo, las modas y el desarrollo industrial.

Es importante decir que las discusiones que se presentan a veces acerca de cuál gallopinto es el auténtico, y cuál no, son completamente ociosas. No existe un solo gallopinto, sino tantas variaciones como familias y localidades hay.

Además, es diferente la base del que se prepara en Guanacaste, que queda tostadito y con suficiente grasa, al de la Meseta Central, más húmedo, con mucho culantro y menos grasoso. La adición de tomate, tocino, chorizo, etc., no los hace menos “auténticos”, sino solamente diferentes.

Siempre nos parecerá más sabroso aquel plato que esté ligado a nuestras mejores experiencias vitales y menos apetitoso el que carezca de esa vinculación afectiva. Hasta en la cocina debemos practicar la tolerancia y estar abiertos a que no solo lo nuestro es lo mejor y lo que sirve.

Sobre gustos ya hay mucho escrito, pero nunca es suficiente. ¿Cómo lo prefieren ustedes?

Le puede interesar:

Comentarios

Cargando...