Marjorie Ross: Menú: Abrebocas

0

 Marjorie RossEscritora y periodista. 

Abrebocas

1

Abrís el menú, has buscado un sabor toda tu vida,

una hierba que despierta y condimenta el invierno

el verano y el mes de las tormentas

y se instala en la primavera entre tomillo, salvia

y el comino que cabe en las terrazas de jardines secretos.

2

De su fragancia surgen las tablillas de Nínive

que han soportado el peso de treinta y cinco siglos,

las recetas antiguas con olor a doscientas variedades de panes,

la leche transmutada en cremas, quesos y quesillos.

3

El corazón de las plantas transformado en esencias

esparcidas gota a gota sobre esa ave de las ofrendas a Anu,

el de la cola de águila y cabeza de pez,

o las de Bel, el soberano de los espíritus.

4

Seguís buscando y encontrás tu anhelo en la cocina

de hace tres mil quinientos años, en la ribera del Tigris:

un pan con dátiles, pistachos e higos condimentado con comino, culantro y ajos.

5

Los sabores aún emanan de la arcilla, en la memoria de la especie.

Engullíamos, tragábamos, hasta que Prometeo roba el paladar a los dioses

y lo reparte entre los comensales.

6

Luego suavemente, como debe hacerse el amor por vez primera

ungimos nuestras bocas con aceites benditos,

nuestro olfato se llena de moléculas de lo que hace falta de caldo de ciervo,

de caldo de gacela, de caldo de cabrito, de caldo de cordero lechal.

Si no hace falta carne, lo que hace falta de berro, lo que hace falta de comino,

lo que hace falta de cebolla y de puerro.

7

Nada se nos queda sin probar, si lo hemos visto.

Para preparar pajaritos, los desplumamos, cortamos su cabeza, cuello y patas,

les abrimos el vientre y retiramos mollejas y menudos.

8

Después los cocinamos con mucha leche y agua,

borramos la huella depredadora con la grasa,

maderas aromáticas, ruda deshojada y los labios de la flor dulce del carob.

Antes de servirlos espolvoreamos la fuente con menta

y los montamos sobre una base cocida con harina y suero de leche.

9

La carne de pierna fresca, igual con grasa, sal a ojo, cebolla, puerro y harina blanca.

Para parecernos más a los dioses.


Poemas del libro “Menú”.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...