Mía Gallegos.

 

Ínsula feliz

 

Vos, Sancho, iréis vestido parte de letrado

y parte de capitán, porque en la ínsula que os doy tanto

son menester las armas como las letras,

las letras y las armas.

 

Y yo vivo tan desdichada en está ínsula feliz,

donde poca importancia tienen las letras.

Armas sí hay en manos de desalmados

aunque nos digan que no hay ejército

y que somos todos benévolos y pacifistas.

No se visten de letrados nuestros próceres.

Es cuantiosa la mediocridad y la molicie.

Antes, hace ya mucho crecí en la tierra patria,

en el llano inmenso,

el suelo de hermosos sabaneros.

Pero ahora en ese territorio

solo hay hoteles de lujo y ríos muertos.

¿Dónde llorar?

¿Cómo no añorar la anchurosa tierra?

Mia Gallegos

Por Mia Gallegos

Poeta y narradora, tiene una larga y galardonada trayectoria profesional. Su obra ha sido traducida al inglés y al francés. Forma parte de la Academia Costarricense de la Lengua Ha sido distinguida con el Premio Joven Creación (1976), el Premio Alfonsina Storni (1977), el Premio Rubén Darío del Verso Ilustrado (1983), el Premio Nacional Joaquín García Monge (1984) y el Premio Nacional Aquileo Echeverría (1985). Entre sus publicaciones, destacan Golpe de albas (1977), Los reductos del sol (1985), El claustro elegido (1989), Los días y los sueños (1995), El umbral de las horas (2006) y Deslumbrada (2013).