Miguel Ángel Rodríguez EcheverríaEconomista (Ph.D.) Abogado.

ODCA y 32 organizaciones políticas y de la sociedad civil propulsoras de la libertad, la democracia y el estado de derecho celebraron con mucho entusiasmo y éxito el Foro América Libre en la Ciudad de México, el pasado 26 de octubre.

Con ODCA y la Fundación Konrad Adenauer fueron coorganizadoras las internacionales de partidos políticos Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA), Internacional Demócrata de Centro (IDC), Unión Internacional Demócrata (IDU) y el Grupo del Partido Popular Europeo en el Parlamento. Los restantes coorganizadores son reconocidos y respetados entes de la sociedad civil defensores de la libertad, de la democracia, de derechos humanos, de prisioneros políticos cuya listado puede verse en Foro América Libre https://foroamericalibre.com/#client

Nació porque es necesario unir las voces para enfrentar a los populismos.

La mayoría de los países del continente americano están hoy gobernados por partidos de izquierda, muchos de los cuales no esconden su apoyo a los dirigentes de las oprobiosas dictaduras que atropellan la vida, la libertad, los derechos humanos de sus ciudadanos y que destruyeron sus estados de derecho. Apoyan a gobernantes que fuerzan a los habitantes de sus países a emigrar buscando seguridad y alimentación para sus familias.

El castro-comunismo cubano, el chavismo hoy de Maduro, el sandinismo de Ortega y Murillo imperan hoy con inusitada crueldad en Cuba, Venezuela y Nicaragua. También en otras naciones el socialismo bolivariano ataca las bases de la libertad y la democracia, y sus dirigentes a pesar de que se dicen progresistas, promueven la regresión autoritaria, el estatismo económico y el desmantelamiento de las instituciones democráticas.

En el Foro América Libre emitimos la siguiente Declaración de México:

Quienes suscribimos esta declaración, estamos convencidos de que:

  1. América es un continente con enormes potencialidades, fundamentadas en su cultura, su historia, sus condiciones geográficas y sus riquezas humanas y naturales. Estas potencialidades deben convertirse en oportunidades reales de desarrollo para todos sus habitantes.
  2. Las actuales condiciones de pobreza y desigualdad que prevalecen en amplias regiones de nuestro continente vulneran la dignidad humana y se convierten en un caldo de cultivo propicio para alternativas populistas. Por eso se debe promover un desarrollo humano integral que permita que cada vez más personas tengan acceso a mejores condiciones de vida.
  3. Para lograr ese desarrollo humano integral, es indispensable que exista una economía libre y competitiva. La experiencia histórica ha demostrado que la economía social de mercado es el modelo que ha sido capaz de crear los empleos y la riqueza necesaria para que las naciones salgan adelante.
  4. Sólo un régimen plenamente democrático garantiza la libertad, la igualdad y el desarrollo para todas las personas, así como el respeto irrestricto de los derechos humanos. Una democracia verdadera implica, entre otras cosas, elecciones libres, el respeto a la separación entre los poderes, una justicia independiente, y límites a la acción del gobernante. Hoy debemos decir que un gran número de países de nuestro continente se encuentran bajo la amenaza del autoritarismo.
  5. Es necesario enfrentar al crimen organizado con toda la fuerza de la ley y del Estado de Derecho. Nos manifestamos radicalmente en contra de cualquier negociación, ya no digamos colusión y complicidad, con quienes extorsionan, roban, secuestran, asesinan y siembran el terror en el continente.
  6. Son nocivas aquellas visiones ideológicas que exacerban identidades que fragmentan y dividen a las sociedades y buscan cancelar a quien piensa diferente. Frente a ellas, anteponemos la noción de bien común, como conjunto de condiciones materiales y espirituales que permiten el desarrollo armónico en una sociedad.
  7. Frente a la amenaza del terrorismo yihadista, reafirmamos la necesidad de buscar fórmulas de convivencia a partir de los valores humanistas que nos han hecho fuertes como civilización.
  8. Reiteramos nuestra solidaridad con los pueblos Cuba, Venezuela y Nicaragua, naciones hermanas a las que el socialismo bolivariano ha sometido a atroces dictaduras y ha condenado a la pobreza y el sufrimiento.
  9. Nos solidarizamos con el pueblo de Ucrania ante la agresión injustificada del gobierno de Rusia. Hacemos un llamado a todos los países del mundo a trabajar por una paz integral, justa y duradera, consistente con la Carta de las Naciones Unidas.
  10. Somos mayoría los que creemos en que América puede y debe ser un referente de la libertad, la democracia, el desarrollo y la prosperidad. Por eso es que nos comprometemos a buscar un trabajo coordinado con todas las fundaciones, partidos, organizaciones internacionales, medios de comunicación y espacios académicos que comparten estos valores para que su defensa sea más eficiente y nuestros esfuerzos, más fecundos.

En La República

Miguel Angel Rodríguez Echeverría

Por Miguel Angel Rodríguez Echeverría

Miguel Ángel Rodríguez Echeverría. Economista (Ph.D.), Abogado y político costarricense. Fue Ministro Director de la Oficina de Planificación (1968) y Ministro de la Presidencia (1970), Diputado de la Asamblea Legislativa 1990-1994, período en que ejerció la Presidencia del Congreso, Expresidente de Costa Rica (1998-2002) y Ex Secretario General de la OEA.