Miguel Ángel Rodríguez: Gratitud y reconocimiento

El mérito que con toda justicia a Lorena se reconoce designándola Ciudadana de Honor es por su participación en nuestra vida pública.

0
Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, Economista (Ph.D.).

Con profunda gratitud recibimos Lorena y yo su designación como Ciudadana de Honor declarada por sus méritos cuando fue Primera Dama. Profunda e imperecedera gratitud a la Diputada Shirley Díaz Mejías proponente de la iniciativa, al Diputado Otto Roberto Vargas Presidente de la Comisión de Honores y a las señoras y señores diputados de esa comisión que unánimemente la aprobaron, a la diputada Presidenta de la Asamblea Legislativa, a las diputadas y diputados Jefes de Fracción y a los integrantes del plenario de todos los partidos políticos que gentilmente la aprobaron, también unánimemente.

Es frase trillada, pero debo repetirla, no hay palabras para expresar nuestro agradecimiento a las y los legisladores que recién terminaron su período constitucional.

De manera personal yo también manifiesto una vez más mi gratitud y reconocimiento a Lorena.

Ella es a quien debo la inmensa felicidad de un matrimonio que, si Dios quiere, llegará en diciembre a su sexagésimo aniversario. La felicidad de los frutos de su sabiduría como madre y como abuela, como amiga y compañera en las luchas de toda una vida: durante los años de estudio; en medio de los triunfos, congojas y derrotas de la vida empresarial; en las vicisitudes de la acción política y en las angustias de la función pública; cuando la vida me ofreció el palacio y cuando sufrí la cárcel.

El mérito que con toda justicia a Lorena se reconoce designándola Ciudadana de Honor es por su participación en nuestra vida pública.

Cuando generosamente decidió apoyarme en mi carrera política abandonó sus metas personales en el campo deportivo a las que había consagrado largos y esforzados años, y sacrificando la privacidad de nuestra vida anterior, se dedicó en cuerpo y alma a las nuevas tareas.

Con enorme responsabilidad se dedicó primero a empaparse de las realidades nacionales y en especial de la situación de la mujer. Traía el bagaje de sus actividades sociales para las que se había preparado en la Federación de Organizaciones de Voluntariado (FOV). Había sido Presidenta del Hogar Infantil de Martin colaborando con el Patronato Nacional de la Infancia en el cuido de niños y niñas en proceso de declarase su abandono y como guía a los padres en procesos de adopción. También había sido voluntaria en el Hospital de Niños. Pero buscó un contacto personal, cercano con las mujeres del campo y de la ciudad, en las costas y en los valles, en los tugurios y en los hogares de profesionales para aprender de ellas sobre sus problemas y proyectos.

Constató las limitaciones y dificultades de las mujeres para participar en política más allá de levantar censos, colaborar en las mesas de votación y preparar comidas, así como la falta de conocimiento que tenían sobre adónde encontrar el apoyo gubernamental que existía. Además, encontró que las políticas en favor de las mujeres se ejecutaban de manera desintegrada, que la protección de su salud era inadecuada y que muchas veces sufrían acoso en la vida laboral.

Por ello planteó acciones afirmativas en favor de la mujer con el establecimiento de cuotas mínimas de participación en su favor en los órganos partidarios y en las postulaciones a cargos públicos, lo que por primera vez se acordó en Costa Rica por el PUSC en diciembre de 1995 al aprobarse la Carta Socialcristiana a Costa Rica. De aquí se originó la legislación nacional posterior que ha venido evolucionando hasta alcanzar ahora la vigencia en las candidaturas a la Asamblea Legislativa de cuotas no solo verticales mediante alternancia de sexos sino también verticales en el encabezamiento de las provincias.

Como Primera Dama promovió el establecimiento de la Ministra de la Condición de la Mujer para integrar los diversos programas y para influir con la política en favor de la mujer en todas las instancias gubernamentales. También inició y propulsó el establecimiento de las Oficinas de la Mujer en las Municipalidades.

Como indica la justificación de este reconocimiento legislativo: “Pocos años después ya Costa Rica estaba en los primeros lugares del mundo por la participación de mujeres en el Poder Legislativo. Mientras en 1995 solo un 14% de los integrantes de la Asamblea Legislativa eran mujeres, ya para 2002 esta cifra creció un 150% para llegar a 35%, y para 2018 alcanzó un 46%. Ya en 2002 gracias a las cuotas Costa Rica ocupaba el primer lugar en América por participación de mujeres en su órgano legislativo y uno de los primeros en el mundo después de los países escandinavos.”

Con relación a la salud de las mujeres y de la salud en general las acciones que pudo llevar a cabo Lorena fueron muy amplias.

La lucha contra el cáncer cérvico uterino y de mama fue un éxito de tal magnitud que para diciembre 2001 se habían realizado más de un millón trescientas cincuenta mil citologías y la cobertura se había cuadriplicado, llegando a cubrir a un 94% de las mujeres en edad de practicarse el examen. Esto permitió detectar un 98,12% de los casos a tiempo de ser tratados. La publicación de la American Cancer Society, Global Cancer Facts & Figures 4ª Edición indica que Costa Rica es la nación con mayor tasa de sobrevivencia cinco años después de la detección del cáncer de cérvix.

Creó la Fundación Mundo de Luz con la cual se pudo construir y equipar la Clínica Oftalmológica de la CCSS que permite, desde entonces, a las personas con serias enfermedades de la vista ser curadas en nuestro país, sin las enormes dificultades anteriores de viajar a Colombia o a los EEUU para ser atendidas.

Estableció el programa Construyendo Oportunidades para atender a madres adolescentes, especialmente a quienes no contaban con los recursos y condiciones necesarias para afrontar una maternidad a tan temprana edad. Para ello se capacitó a miles de futuras mamás adolescentes y se les dieron recursos para que pudieran acceder a los cursos. Además, se les garantizó adecuado acceso y calidad en los servicios de salud, educación, inserción laboral a las jóvenes en edad de trabajar, cuidado y atención a sus bebés.

También en vista de la ignorancia de muchos jóvenes en materia de amor, familia y sexualidad, lanzó el programa Amor Joven, se prepararon las Guías para Educación de la Sexualidad para capacitar a los maestros y maestras y se estableció en el Ministerio de Educación el departamento de Educación Integral de la Expresión de la Sexualidad.

Estableció la Fundación Mundo de Oportunidades que llevó a cabo la reconstrucción del Centro Nacional de Educación Especial Fernando Centeno Güell, la Creación del Centro de Recursos para la Inclusión Educativa, la apertura del Museo Formas, Espacios, Sonidos, la divulgación en todo el país con eventos con participaciones masivas de la Ley 7600 de Igualdad de Oportunidades para personas con Discapacidad.

Con relación a las personas mayores, en 1999 se aprobó la Ley Integral para la Persona Adulta Mayor y se creó el Consejo Nacional para la Persona Adulta Mayor (CONAPAM) adscrito a Casa Presidencial que presidió Lorena. Con el CONAPAM se diseñaron y promovieron las políticas para las personas en la tercera edad, se distribuyeron los recursos a más de 121 albergues y se llevaron a cabo programas para crear consciencia sobre los derechos de los adultos mayores y los medios disponibles para su atención.

La participación de Lorena en la elaboración, aprobación y ejecución de la Ley de Paternidad Responsable fue fundamental. Desde el inicio de mi participación política había manifestado mi gran dolor y preocupación por la inmensa proporción de niños que se inscribían sin un padre que los reconociera. Esa legislación pionera que junto con la preocupación por universalizar y sustentar el sistema de seguridad social fueron mis principales inquietudes en el campo social, no se podría haber concretado sin la valiosísima participación de Lorena.

Por todos esos méritos desde el fondo de mi corazón exclamo: Gracias Costa Rica por honrar a Lorena. Gracias Lorena por tu trabajo por Costa Rica.


En La República

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box