Miguel Ángel Rodríguez: La cruel narcodictadura de Maduro y los garantes de Barbados

Miguel Ángel Rodríguez EcheverríaEconomista (Ph.D.) Abogado.

El 17 de octubre de 2023 el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y la Plataforma Unitaria de Venezuela firmaron el “Acuerdo Parcial sobre Promoción de Derechos Políticos y Garantías Electorales para Todos” conocido como el Acta de Barbados. En este acuerdo las partes “Reconocen y respetan el derecho de cada actor político de seleccionar su candidato…”.

Canadá, la Unión Europea y el Reino Unido con ocasión de esos acuerdos expresaron su exigencia sobre “la independencia del proceso electoral y de las instituciones judiciales” y “el respeto de los derechos humanos y políticos” en Venezuela; y EEUU su expectativa y entendimiento de que Venezuela definirá “un proceso y plazos precisos para la readmisión acelerada de todos los candidatos. A todos aquellos que quieran postularse a la presidencia se les debe conceder esa oportunidad, y tienen derecho a condiciones electorales equitativas, a la libertad de circulación y a garantías sobre su seguridad física”.

También ese acuerdo incluye el compromiso del gobierno de Maduro de 12 garantías específicas para que los procesos electorales puedan ser creíbles.

No se ha cumplido con ellos.

Días después de ese acuerdo, con celo y valentía democrática, se celebró la elección primaria en que casi 3 millones de venezolanos eligieron candidato de la oposición, y de manera aplastante más de un 92% de los sufragios fueron para que María Corina Machado fuese su candidata presidencial.

El Gobierno de Maduro ha inhabilitado ilegal e inconstitucionalmente a María Corina sin siquiera la existencia de un juicio en que pudiese defenderse de semejante atropello, a pesar de que expresamente se comprometió aceptar la designación del candidato de la oposición.

La dictadura venezolana se comprometió en Barbados a la liberación de presos políticos y entre las garantías electorales también aceptó que: “Las partes promoverán que sea levantada cualquier medida que pueda afectar la seguridad de los candidatos y otros actores políticos.”

Tampoco se ha cumplido.

Con engaño y violación de los derechos humanos, el régimen que oprime a Venezuela y conculca la democracia y la libertad, ha ido tomando el pelo a diferentes ilusionados intermediarios y a la oposición, parte de la cual, es doloroso señalar, vergonzosamente se ha plegado servilmente al régimen en esas diversas ocasiones.

De nuevo lejos de cumplir lo pactado, la dictadura de Maduro más bien ha arreciado las desapariciones y detenciones sin fundamento de líderes de la oposición y de los derechos humanos. Esto afecta a 33 personas, incluidos 3 coordinadores regionales del movimiento de María Corina, y la luchadora por los derechos humanos internacionalmente reconocida Rocío San Miguel, y a miembros de su familia y de su entorno. Incluso el pasado jueves ordenó el cierre de la Oficina en Venezuela del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, y le dio al personal 72 horas para abandonar el país.

Cuando después de las primarias de la oposición personeros de la narcodictadura injustificada e ilegalmente dijeron que María Corina estaba inhabilitada para ser candidata, un grupo de Expresidentes miembros de IDEA, Iniciativa Democrática de España y las Américas, nos dirigimos el 26 de octubre pasado a los Presidentes de EEUU y de la Unión Europea y a los Primeros Ministros de Canadá y el Reino Unido solicitándoles cumplir su rol de garantes.

Expresamente solicitamos:

“En vista de estos hechos atentatorios contra toda idea de respeto por la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela, de forma considerada y vehementemente solicitamos al Gobierno de los Estados Unidos que actúe según lo establece la misma declaración del Señor secretario de Estado: “El incumplimiento de las disposiciones de este acuerdo posibilitará que Estados Unidos retroceda respecto a medidas que ha adoptado. Estados Unidos mantiene su firme compromiso con el pueblo venezolano y seguirá trabajando con la comunidad internacional para contribuir al restablecimiento de la democracia y el Estado de derecho, a fin de que los venezolanos puedan reconstruir sus vidas y su país. Estados Unidos apoya al pueblo y a los actores venezolanos que aspiran a un futuro democrático”. También pedimos, muy respetuosamente, de los gobiernos de Canadá y del Reino Unido como a la Unión Europea, que actúen de conformidad con sus condiciones de testigos de los acuerdos de Barbados exigiendo se respete la candidatura presidencial de María Corina Machado, de acuerdo con los compromisos asumidos por el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.” (https://idea-democratica.org/declaraciones).

Cuando la Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia de Maduro y su pandilla, sin siquiera pasar por la vía penal ni dar audiencia a María Corina inconstitucionalmente la declaró inhabilitada y ante el inicio de estas nuevas persecuciones, el pasado 13 de febrero los Expresidentes del Grupo Libertad y Democracia nos dirigimos al Presidente Joe Biden y expusimos el caso de la democracia y la libertad de Venezuela, y su interés para EEUU y América. Le solicitamos al Presidente Biden: “Le pedimos que haga todo lo que esté a su alcance para honrar a este bravo pueblo y asegurar que Machado esté en la boleta electoral, para que, con su decidida nación a su lado, ella pueda lanzar el yugo dictatorial de una vez y para siempre.” (https://grupolibertadydemocracia.org/declaraciones/miembros-del-grupo-libertad-y-democracia-envian-carta-al-presidente-de-estados-unidos-joe-biden/)

Horas antes de su muerte dolorosa para los chilenos y los demócratas del mundo, el Presidente Sebastián Piñera estaba conversando con otros Expresidentes sobre la redacción de esa carta. Su memoria nos debe fortalecer alrededor del pueblo venezolano dándole apoyo en su lucha por terminar con la dictadura y volver a la democracia con la candidatura de María Corina Machado. EEUU, la Unión Europea, América, el Reino Unido y todas las personas amantes de la libertad y de la democracia debemos estar a su lado.

El viernes pasado en la Conferencia de Seguridad en Múnich la Vicepresidenta de EEUU Kamala Harris se planteó el interrogante “Si a Estados Unidos le interesa seguir participando con el mundo o replegarse hacia su interior. Si nos interesa defender las reglas y normas de larga data que nos han proporcionado una paz y prosperidad sin precedentes o permitir que sean pisoteadas. Si a Estados Unidos le interesa luchar por la democracia o aceptar el ascenso de los dictadores. Y si a Estados Unidos le interesa seguir trabajando codo con codo con nuestros aliados y socios o ir por su cuenta.”

Al final de su enjundiosa participación la Sra. Harris se contestó: “En estos tiempos inestables está claro que Estados Unidos no puede retroceder. Estados Unidos debe mantenerse firme en favor de la democracia. Debemos estar firmes en defensa de las reglas y las normas internacionales, y debemos permanecer junto a nuestros aliados.”

Espero que esas palabras sean ratificadas por la conducta del gobierno de EEUU ante la grave situación que enfrenta Venezuela, y le den su real respaldo a la lucha de los venezolanos encabezados por María Corina para restablecer por las vías electorales la democracia liberal en su patria.

Publicado originalmente en La República

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...