Miguel Ángel Rodríguez: Profundo dolor me causa el cierre del Grupo EXTRA

Me duele el cierre del Grupo Extra porque la democracia pierde una voz distinta, con matices propios, abierta a los grupos más populares y apreciada por costarricenses con las más diversas formaciones e intereses.

Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, Economista (Ph.D.) Abogado.

Me duele de verdad el cierre de los medios de comunicación que construyó don William Gómez.

A todo demócrata nos debe doler el cierre de un medio de comunicación, porque la democracia es más que cualquier otra cosa un sistema de debate inteligente. Los medios de comunicación son uno de los más poderosos instrumentos que permiten se dé ese debate, se contrapongan ideas y conocimientos, y se puedan buscar acuerdos.

Además, en este caso me duele porque se apagan voces, se acaban escritos, terminan imágenes que por 45 años han venido reflejando sentimientos muy costarricenses, y llegando a todos los rincones del país con información que enriquece a los ciudadanos.

Me duele porque termina el fruto de un extraordinario, innovativo y muy ingenioso desarrollo de comunicación que estableció don William. El ejemplo de visión, de capacidad empresarial, de sintonía con el sentimiento nacional, de trabajo tesonero que nos legó don William es admirable.

Me duele porque tiene fin un esfuerzo empresarial ejemplar que contra viento y marea pudo levantar un emporio comunicacional, y que por muchos años fue el medio con mayor cobertura periodística. Levantó su importante grupo empresarial con gran visión, innovando sin temor y asumiendo riesgos y con enorme capacidad de entender y armonizarse con los sentimientos del costarricense.

Pero a la par de esa visión y de ese difícil arte de entender los sentimientos profundos de sus coterráneos, construyó sus empresas en periodismo, radio y televisión con trabajo dedicado, constante, perseverante, en algunas ocasiones verdaderamente heroico por el esfuerzo y el sacrificio que tuvo que empeñar para vencer grandes dificultades.

Hace pocos días, el pasado 10 de mayo se rindió tributo en la Asamblea Legislativa a don William Gómez, a quien ese Poder de la República distinguió el año pasado nombrandolo merecidamente Ciudadano de Honor.

La Asamblea Legislativa se honró al conceder esa distinción a don William Gómez, un sincero amante de su patria, un periodista visionario y cercano al pueblo costarricense, un exitoso empresario.

En la exposición de motivos de la iniciativa de estos honores los proponentes de seis diferentes partidos políticos señalaron: “Un caso merecedor de reconocimiento por parte del parlamento es sin duda alguna la vida y obra del periodista y empresario William Gómez Vargas, ejemplo de superación gracias al esfuerzo, dedicación, y trabajo tesonero del periodista y empresario que logró no sólo fundar un grupo periodístico de éxito si no forjar un estilo de periodismo seguido por miles de costarricenses que al día de hoy confían en ese estilo y legado.”

No puedo dejar de mencionar la valentía que don William supo imprimir a su grupo comunicacional. Cuando estaba convencido de la bondad de una tesis la apoyaba sin miramientos. Cuando después de sesuda y tranquila reflexión consideraba negativo un proyecto o un evento, no temía denunciarlo.

Por eso se constituyó en un verdadero y leal defensor de la libertad de opinión y de prensa.

Me duele el cierre del Grupo Extra porque la democracia pierde una voz distinta, con matices propios, abierta a los grupos más populares y apreciada por costarricenses con las más diversas formaciones e intereses.

Me duele por Iary y la familia Gómez que luchó por darle continuidad a la extraordinaria creación de don William.

 

En La República

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...