Miguel Gutiérrez Saxe: Cómo no incurrir en errores garrafales? Administrar lo público (3)

Miguel Gutiérrez Saxe – “Aportes y criterios”

No obstante lo opaco y no comparable de los resultados de las últimas pruebas estandarizadas, es claro que nuestro sistema educativo tiene muy serios problemas. El apagón educativo no es solo una metáfora acertada, señala la emergencia y la necesidad de actuar con contundencia y celeridad. El Estado de la Educación propuso una cruzada nacional, pues sí, eso es lo que se requiere. ¡Una cruzada, ni más, pero tampoco menos!
Esta debería ser una hora de conjuntar voluntades y encauzar un esfuerzo nacional por corregir y mejorar lo sustantivo, contenidos, métodos, evaluaciones y por supuesto la formación y capacitación del personal docente y de apoyo. Todos en una cruzada.

Se ha señalado reiteradamente que las capacidades actuales del MEP, en materia de infraestructura social de educación es débil, no logra reparar los graves daños de muchas instalaciones, al menos siete centenares con orden sanitaria, ni dar mantenimiento a instalaciones y equipos. Acá es donde puede señalarse rezagos, retrocesos y decisiones muy cuestionables.

Este episodio plantea tres situaciones particularmente perjudiciales no por falta de financiación, sino por escasas capacidades y rechazo a la colaboración, específicamente en materia de informática educativa. Esto puede lesionar las capacidades para adquirir, distribuir, instalar, mantener y sustituir el equipamiento.

La primera situación viene de muy atrás. Un programa de informática educativa que lleva 35 años de funcionar y que ha atendido a unos 2 millones trescientos mil estudiantes. A pesar de no ser una materia obligatoria, consolidó alrededor de 164.814 artículos, entre ellas las computadoras compradas, instaladas en laboratorios con su aseguramiento, sistema eléctrico, redes e instalación de internet; que estén en operación; el programa debió, además, ejecutar el mantenimiento y la renovación. Sí, es necesario renovar entre una de cada 3, o 1 de cada 5 porque esa es la vida útil de una computadora, así que cada 3 a 5 años han tenido que ser sustituidas a un ritmo de más de 30.000 al año. Cuando menciono artículos me refiero a computadoras y también a sus accesorios como impresoras, WIFI, teclados, mouse, protectores eléctricos, etc. Todo esto en los 4100 centros educativos distribuidos por todo el territorio nacional. Los docentes se han capacitado con diferentes niveles de complejidad. Es una actividad que ha requerido, mucho orden, mucha capacidad, sistemas y entrenamiento altamente complejos.

Actualmente, el mantenimiento (incluye reparación, cambio de partes y capacitación) quedó a cargo inmediato del MEP al no prorrogarse el convenio con la FOD que lo cubría. El MEP rechazó la opción de prórroga por un plazo prudente mientras se armaba la capacidad para operar el mantenimiento.

La segunda situación se refiere a la entrega de una adquisición a precio muy favorable por parte de la FOD para el programa de informática educativa, que se ejecutaba en el marco del convenio MEP-FOD, de 50.193 activos, valorados en $12.485 millones, sí, más de doce millones de dólares. El MEP no prorrogó el contrato por lo que la entrega al MEP, la FOD la realizó por medio de un juzgado. Entregó esa cantidad de activos que es equivalente a unos 50 furgones largos llenos de cajas. La FOD tiene identificado con precisión dónde los equipos son necesarios, dentro de una planificación de mantenimiento y ampliación de la cobertura del programa de informática educativa, plasmado en el Plan Operativo Anual del PRONIE FOD-MEP, por lo que no hay sorpresas. Todo este equipo está almacenados en bodegas a la espera que un sistema alterno de entrega sea creado y puesto en marcha. También el MEP rechazó la opción de prórroga del convenio con la FOD a efectos de que se pudiera entregar, distribuir, instalar, mantener y sustituir el equipamiento.

La tercera situación surge de un programa de apoyo al MEP de FONATEL que se viene ejecutando desde hace varios años por montos de mucha importancia sobre el que reina la oscuridad ante la opinión pública. Lo más reciente de lo que hay noticias es que en el 2023 hubo entrega al MEP de unos 86.000 equipos, menos de 10.000 tabletas y el resto computadoras. Deben distribuirse en la modalidad uno a uno para estudiantes beneficiaros finales, calificados como de bajos recursos y sin acceso a equipos; el grueso del equipo se destina a laboratorios de centros educativos. Por supuesto que el éxito del programa no depende solo del alcance de las responsabilidades y competencias de FONATEL, llega a las instituciones públicas beneficiadas y a los estudiantes beneficiarios finales. El círculo debe cerrarse y mantenerse para el debido aprovechamiento de los recursos públicos. No hay noticia pública sobre si ese equipo fue distribuido, asegurado e instalado conforme a los objetivos.

La obligación de rendir cuentas de manera veraz, completa, responsable y oportuna, a la autoridad superior, a los órganos de control y a la sociedad es una promesa destacada de la Constitución Política. Amatya Sen, premio nobel de economía, demostró con casos históricos que las hambrunas eran propias de sociedades sin un régimen de opinión pública, por el vicio de algunos funcionarios de solo reconocer los problemas cuando están generando resultados nefastos e irrecuperables.

De esta forma insto al MEP, a FONATEL-SUTEL y a la Contraloría General de la República a verificar con precisión, si existe y funciona un sistema de entrega a estudiantes y centros educativos, para la instalación y funcionamiento de estos centenares de miles de equipos. De lo contrario el país estaría transitando la ruta del desmantelamiento, en pocos años, de la informática educativa en el sistema público de educación, por imposibilidad de activar un sistema alterno de entrega al cancelado para distribuir, instalar, mantener y sustituir el equipamiento. Muchas cajas no garantizan un objetivo de servicio.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...