Natalia Díaz: Las municipales; un termómetro, ¿sí o no?

Sin embargo, la experiencia sobre la evaluación de los resultados electorales, así como el tipo de contiendas muy específicas, que miden más los liderazgos locales que el contexto nacional, ha hecho que no sean comprobaciones que juzguen el trabajo presidencial.

0

Natalia Díaz Quintana

Los diferentes partidos políticos afinan sus equipos cantonales para nominar los candidatos a puestos de elección popular en las elecciones de febrero del 2020.

Se inician desde ya las asambleas internas donde dirigentes comunales, políticos y empresariales cabildean para ser electos y presentar sus nombres al electorado.

Son unas elecciones que desde hace varios procesos se realizan a medio período del cuatrienio presidencial. En ocasiones se ha pretendido argumentar que podrían ser verdaderos plebiscitos de aprobación o rechazo de la labor del gobierno de turno, por cuanto la fecha coincide con los dos primeros años del ascenso del nuevo equipo en el Ejecutivo.

Sin embargo, la experiencia sobre la evaluación de los resultados electorales, así como el tipo de contiendas muy específicas, que miden más los liderazgos locales que el contexto nacional, ha hecho que no sean comprobaciones que juzguen el trabajo presidencial.

De hecho, el Partido Liberación Nacional, que ha conquistado 50 alcaldías en las últimas dos contiendas, tiene los mismos períodos de no ganar una elección presidencial; y el Partido Acción Ciudadana que gana entre 10 y 5 alcaldías en ese mismo escenario, tiene dos triunfos presidenciales consecutivos.

Lo anterior confirma nuestra hipótesis que este tipo de disputas particulares son reflejo, en mucho, de las maquinarias locales reeleccionistas alrededor de figuras consolidadas con importante proyección comunal, que tienen además el andamiaje de los poderosos aparatos de poder de las plataformas municipales a su servicio, se quiera reconocer o no esta ventaja competitiva como tal.

Es de esperar entonces, que los resultados de febrero del 2020, no serán un termómetro que evalúe los dos primeros años de la administración Alvarado Quesada; como tampoco serán una proyección de lo que podría suceder en las elecciones nacionales del 2022, dado que además estas consultas presidenciales se están definiendo en el mes de enero previo a la votación de febrero, y tampoco se decantan por un mal o buen gobierno precedente para decidir el voto.

 

La autora es administradora de empresas y publicista, ha sido Diputada y Vicepresidenta de la Asamblea Legislativa 
En La República

De la misma autora le podría interesar:

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...